Irán acusó a Israel de desestabilizar Medio Oriente

Irán acusó a Israel de desestabilizar Medio Oriente

De acuerdo a las declaraciones de Bahram Qasemi, portavoz iraní de Exteriores, las tropas de Israel buscan desestabilizar Medio Oriente. Del mismo modo, desde el Gobierno de Irán negaron que sus fuerzas en Siria dispararan cohetes contra Israel. Calificaron los bombardeos del ejército israelí como un “acto de agresión”.

“Los múltiples ataques del régimen sionista (Israel) en suelo sirio, que se hicieron bajo pretextos inventados y sin fundamento, constituyen una violación de la soberanía nacional y la integridad territorial de Siria”, denunció Qasemí.

La respuesta de Irán se produjo después de que Tel Aviv acusara a Teherán de lanzar una veintena de misiles contra su territorio. Aparentemente fue  desde sus bases en Siria, lo que desencadenó un gran ataque israelí en el país árabe.

Qasemí subrayó que el régimen de Damasco tiene derecho a responder “en legítima defensa”. Con ello evadió comentar sobre las afirmaciones de Israel, relacionadas con  la destrucción de la infraestructura militar iraní en Siria.

Como se recordará, las Fuerzas de Defensa de Israel denunciaron que Irán disparó veinte cohetes desde Siria. El ataque fue a las bases militares de su territorio en Altos de Golán, pasada la medianoche del miércoles. 

“Estos cohetes fueron disparados por la fuerza iraní Quds (Jerusalén, en árabe)” desde el lado sirio del Golán, dijo Conricus a un grupo de periodistas en una conferencia telefónica.

Las FDI calificaron el hecho como “muy grave”. Aseguraron que se mantienen preparadas para una variedad de escenarios. El suceso tuvo lugar un día después de que el Ejército se declarase en alerta en el norte. Esto, tras detectar “actividad irregular de fuerzas iraníes en Siria”.

Ataques

Irán respalda al presidente de Siria, Bachar al Asad, en su lucha contra los terroristas y la oposición armada con asesores militares de los Guardianes de la Revolución y con milicianos chiíes sobre el terreno. La presencia iraní y de su aliado, el grupo libanés Hezbolá, en Siria preocupa en extremo a Israel, que ve como sus enemigos toman posiciones cerca de sus fronteras.

Al respecto, el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, pidió a Al Asad que “se deshaga” de Irán en su país. En concreto de las Fuerzas Al Quds, la unidad de élite de los Guardianes de la Revolución.

En opinión de Teherán, los ataques israelíes tienen el objetivo de “inclinar la balanza a favor de los grupos terroristas”. “Los principales patrocinadores de estos grupos terroristas lanzaron ataques directamente contra Siria. Con la esperanza de compensar las fuertes derrotas sufridas por los mismos extremistas que ellos crearon”, afirmó Qasemí.

Vea también: Ataques suicidas en Kabul registraron siete muertos y 17 heridos

Maribel Sánchez

Maribel Sánchez

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email