lunes, octubre 18, 2021
InicioInternacionales¿ISIS está realmente desarticulada?

¿ISIS está realmente desarticulada?

La Administración del presidente de Estados Unidos Barak Obama parece haber heredado algo retórico de la Administración del ex presidente Bush: afirmar que el éxito de los ataques terroristas son en realidad la prueba de que los terroristas van perdiendo.

Recordemo los primeros años de la guerra de Irak donde los funcionarios de la Administración del ex presidente Bush y los gerifaltes del Ejército afirmaban que los atentados de Al Qaeda en Irak eran obra de un conjunto de desesperados que intentaban sin éxito alguno detener el progreso democrático que estaba viviendo Irak.

John Kerry, fundamentado una de las páginas del manual de Bush, reaccionó al atentado de Niza diciendo que el ISIS está escapando y que éstos eran actos desesperados de un enemigo que ve estrecharse el cerco.

[pullquote]Si los éxitos contra el ISIS tienen este cariz, no quisiera ver cómo son los fracasos[/pullquote]

En este tipo sucesos es difícil pensar si es ISIS (solo porque está «de moda») o quizás son los actos de unos tipos arteros y malvados que están demostrando una desconcertante habilidad para adaptarse a las circunstancias y seguir siendo peligrosos.

Corroborando esta interpretación, un miembro del Estado Islámico le dijo:

 Aunque (…) nuestra estructura central en Irak y Siria está siendo atacada, hemos podido lograr expandirnos y llevado nuestra distribución de mando, mediática y patrimonial a diferentes países. Gracias a ese trabajo todos los días nos vienen personas deseando unirse al califato. Pero les decimos que se queden en sus países y que mejor esperen a hacer algo allí.

En este mismo sentido, se puede decir que el autodenominado Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS), que empezó siendo una organización terrorista y mutó posteriormente a un Estado con un Ejército cusi convencional, podría simplemente estar preparándose para mutar de nuevo en una organización terrorista si pierde el control de su Estado.

Lo antes dicho coincide con la famosa máxima de Mao Zedong: “Cuando el enemigo avanza, retrocedemos; cuando acampa, lo hostigamos; cuando se cansa, lo atacamos; cuando se retira, lo perseguimos”.

Efectivamente, ISIS ya había demostrado anteriormente una impresionante capacidad para sortear las dificultades. El predecesor, Al Qaeda en Irak, surgió «de la nada» y acabó dominando gran parte del Triángulo Suní en 2007. Después fue derrotada por la insurgencia y el Despertar de Al Anbar. Pero el núcleo más duro de los combatientes de Al Qaeda en Irak se retiró a Siria para mantener vivo el movimiento.

Más tarde, en 2011, cuando EEUU se retiró de Irak y Siria degeneró en una guerra civil, vieron la oportunidad de reconstituirse. Resurgieron más fuertes que nunca.

El ISIS está demostrando cómo controlar el territorio aunque también sabe cómo inspirar ataques terroristas en todo el mundo. Las atrocidades no cesan, ahí están el atentado suicida de Bagdad y el ataque con camión en Niza. Pocos días después se produjo un ataque a cuchilladas en un tren alemán, a manos de un joven refugiado afgano pertrechado con un hacha y un cuchillo.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments