Italia limitará cantidad de turistas

147

Italia.- La República de Italia regularizará el flujo turístico a los grandes ejes artísticos de sus metrópolis para impedir la masificación ante algunos de sus monumentos. Se trata de instituir una especie de «numerus clausus» para «proteger y amparar los centros históricos», según reseñó el ministro de Bienes Culturales y de Turismo, Dario Franceschini.  De este modo, ciertas localidades italianas esbozan, desde hace tiempo, la necesidad de sistematizar el turismo y los períodos vacacionales en masa.

Según reseñó ABC, en la ciudad de Venecia, por ejemplo, resulta un tema diario de discusión. La localidad de los canales es recorrida cada año por unos treinta millones de turistas, al tiempo que en la capital italiana se despuntan los cuarenta millones. La finalidad del ministro Franceschini es que sobre el Puente de Rialto de la ciudad de Venecia, el Ponte Vecchio de la localidad de Florencia o la Fontana di Trevi en los espacios de Roma «los turistas no alcanzarán estar en masa, debido a que físicamente no resultará viable. Es necesario pronosticar formas de complacencia y acceso a los monumentos, que sean diferentes a las condiciones actuales».

Resultado de imagen para Italia limitará cantidad de turistas

Contra la masificación

En los espacios de Fontana di Trevi, donde regularmente se crean tropiezos, si el impacto de los viajeros en los venideros años creciera otro veinte por ciento el acceso a la zona sería complejo en ciertas horas del día. Otro ejemplo simbólico de  la ciudad de Roma es la escalinata de Trinità dei Monti (1725), ubicada en la Plaza de España, en la médula de la villa eterna. Fundada en el mes de agosto del año pasado, (totalizó un millón y medio de euros y diez meses de labores especializadas, con el mecenazgo de Bulgari) es visitada cotidianamente por unas treinta mil personas, siendo del mismo modo inevitables (en ocasiones) los atascos.

Por otro lado, en la escalinata de Trinitá dei Monti los visitantes pueden sentarse el tiempo que apetezcan, y a menudo se disponen a comer y beber, aunque no se encuentra autorizado. A la par, se encuentran los casos de la plaza de la Signoria y del Duomo en la ciudad de Florencia, San Marcos en la localidad de Venecia, el Campo de los Milagros en Pisa o la plaza del Duomo en la jurisdicción de Milán, entre otros.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *