El Jazz se hizo presente en Bélgica durante la Jornada de la Cultura Cubana

175

Bruselas.- La Jornada de la Cultura Cubana en Bélgica ofrecerá hoy un espacio especial al jazz, género en el cual muchos músicos han realizado aportes relevantes.

Belgas, latinoamericanos y cubanos se reunieron este domingo en la actividad convocada por la embajada de La Habana en Bruselas.

Todo esto, realizado con la iniciativa de desarrollar durante un poco más de dos semanas las actividades para exponer la cultura cubana y sus manifestaciones.

El programa estuvo lleno de  demostraciones de cómo se vive y siente “la rumba” en el país caribeño,  que hace algunos meses fue incluido por la Unesco en su lista de Patrimonio Inmaterial.
Otra de la actividad planificada fue el encuentro del ministro cubano de Cultura, Abel Prieto, con artistas de la isla habitantes en Bélgica.

La embajadora de Cuba en Bélgica, Norma Goicochea, recalcó que “la rumba es una muestra de la riqueza de las manifestaciones culturales y tradicionales cubanas, un ritmo que constituye una herencia transmitida de generación en generación”.

La funcionaria hizo referencia exclusiva a los dos bailarines que actuaron, un hombre cubano y una mujer belarusa, lo que “confirma también la universalidad de este género”, la transculturización que se abre camino con este tipo de iniciativas.

Guiados por el llamado “rumbero”, decenas de asistentes cubanos y belgas se unieron al baile participando en una gran rumba dentro de un ambiente de festejo y confraternidad.

Durante la velada también se exhibió el libro “Los 500 secretos escondidos de La Habana”, de  la luma de Magalie Ramán, que fue descrito como “un excelente material para quien desee conocer la capital de la isla”.

Para finalizar la velada sabatina llegó el espacio para escuchar  “el son”, de la mano del músico Rey Cabrera, quien interpretó numerosos temas del repertorio tradicional.

La última intervención del ministro, Abel Prieto, fue para realizar una conferencia, en donde  le dio la importancia que merece la cultura nacional, la cual consideran “un pilar trascendental para la transformación social” además recordó el pensamiento del Héroe Nacional José Martí, quien asociaba la cultura con la libertad, la capacidad para entender el mundo y no dejarse manipular.

Además recalcó “‘el concepto de transformación de la sociedad y el ser humano sobre el cual se sustenta la Revolución cubana, tiene que ver con la transformación desde la cultura cubana”.