Jefe de campaña del PRI: “El único que falta en la lista de AMLO es El Chapo”

125

La tensión en los discursos de los actores políticos de la carrera presidencial que hay en México se torna cada día más intensa. Declaraciones van y vienen en la campaña. Esta vez, el coordinador de campaña de PRI, Aurelio Nuño, criticó la conformación de la lista de candidatos del partido Morena, que agrupa al ex líder sindical Napoleón Gómez Urrutia, y al ex miembro del PAN Germán Martínez, así como a la exministra de la Corte, Olga Sánchez Cordero.

Nuño aseguró que los integrantes de esa lista “le han hecho daño a México”. Pero la declaración que detonó una polémica fue la siguiente: “El único que falta en la lista de López Obrador es el El Chapo Guzmán. Tiene a casi todas las personas que más daño le han hecho a México”, aseguró el ex secretario de Educación.

En una entrevista radial, Aurelio Nuño admitió que “la política mexicana requiere de acuerdos y pragmatismo pero no de cinismo” y que “eso es lo que se ve en la lista de Morena”.

Por su parte, José Antonio Meade, candidato del PRI, dijo que la lista de Morena “refleja oportunismo e impunidad. Hablan de cambio pero se instalan en lo más rancio del sistema. La transformación con certidumbre está de este lado”, afirmó en su cuenta de Twitter.

¿El PRI contra todos en la campaña?

Al igual que había sucedido con Ricardo Anaya, candidato del PAN, el PRI ha cargado fuertemente contra los contrincantes de Meade, mientras que afirma que es el único que podría llegar a la contienda final contra López Obrador.

Y a pesar de que el Instituto Nacional Electoral de México estableció ciertas prohibiciones sobre los comentarios políticos y declaraciones proselitistas de los candidatos, las declaraciones polémicas siguen estando en la palestra mediática del país, lo cual ha generado divisiones en la intención de voto de la población y dispersión en las preferencias por uno u otro aspirante.

Las tensiones discursivas y el elevado tono de los protagonistas de esta batalla electoral es una de las más controversiales que se hayan visto en la historia electoral reciente de México.

El presidente Enrique Peña Nieto no ha hecho un llamado concreto a los candidatos a moderarse en sus participaciones e intervenciones pese a que algunos han criticado no de manera necesariamente constructiva la gestión del cuestionado mandatario priista.