Jorge Lanata confirmó que cuidar de su salud es una batalla diaria

125

Para minimizar las preocupaciones de sus amigos y seres queridos, el periodista Jorge Lanata dedicó unos minutos de su programa para hablar de su estado de salud, señalando en tono jocoso que se siente Terminator, luego de tantas hospitalizaciones.

Sus revelaciones las efectuó luego de sufrir una caída a la salida de su programa radial en Mitre, por lo que acudió a la Fundación Favaloro a efectuarse una serie de chequeos y radiografías.

Según personas ligadas al conductor, sólo tiene dolor por la caída, pero ninguna lesión de consideración. Días antes había estado internado debido a una subida de la presión arterial y luego retornó el domingo para complacer a su audiencia con el programa “Periodismo para todos” por El Trece.  

Vigilante con su salud

En lo que va de 2019 Lanata ha sido internado en cuatro ocasiones, su diagnóstico de neuropatía diabética le provoca dificultad para desplazarse y esto se suma a otra serie de padecimientos que ponen su salud en riesgo.

En medio de su ciclo el pasado domingo, Lanata agradeció a quienes se mantienen pendientes de su salud y le envían mensajes de apoyo:”Acá estoy de vuelta, he sobrevivido. Creo que es la cuarta internación del año: soy casi Terminator”, dojo en tono de broma.

Luego de ello confesó que parte de sus afecciones forman parte de su condición de ser un paciente inmunosuprimido tras recibir un trasplante de riñón en el año 2017.

“Cualquier boludez que anda por ahí me la agarro, es como si no tuviera defensas. Es muy raro, pasaron cuatro años, pero lo aprendí. Cuando te ponen un órgano extraño, y yo tengo un riñón que es de una señora, el cuerpo lo ataca. Y no es que lo convencés en un solo día, sino que durante toda tu vida el cuerpo lo sigue atacando”.

Explicó que el organismo siempre sentirá como extraño el riñón que lo mantiene estable, por ello debe ingerir ciertos medicamentos que permiten engañar a su cuerpo para que no haya rechazo del órgano recibido, pero esta condición permite que cualquier afección, por muy simple que sea, ingrese al organismo y lo enferme. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *