jueves, octubre 28, 2021
InicioInternacionalesJosé Manuel De la Sota: El Hombre

José Manuel De la Sota: El Hombre

Comienza la cuenta regresiva hacia las P.A.S.O y los pre candidatos presidenciales se “sacan chispas” para convencer al electorado de que cada uno de ellos es el mejor para acceder a las elecciones presidenciales de Octubre. Entre los tantos que se presentan, se encuentra un argentino del interior, del interior (como le gusta presentarse a él), quién se proclamó último como candidato, pero quién, según rezan sus spots, es el más preparado para acceder al sillón de Rivadavia. Pero, ¿quién es De la Sota en realidad?

Venido al mundo un 28 de noviembre del ´49 ,éste abogado y político, cordobés de pura cepa, fue docente en sus primeros años post-egresado, Secretario administrativo del H.C.D de la Ciudad de Córdoba en 1973,y Secretario de Gobierno municipal en 1975,previo a los años oscuros que iba a vivir el país, y en los cuales, él iba a integrar también las “listas negras” de la época por la simple razón de ser funcionario peronista; si bien sus tiempos en cautiverio despiertan polémica ya que hay quienes no lo consideran victima por “el trato especial” que afirman, recibió  gracias a la intervención de su suegra de ese entonces: Victoria de Zanichelli, viuda del ex gobernador cordobés Arturo Zanichelli.

Con el correr de los años, y dando inició a su pretensiosa carrera política, se presenta a disputar la intendencia de la ciudad de Córdoba. Era 1983 cuando pierde frente a Ramón Mestre; llega luego a la Cámara de Diputados en 2 oportunidades: 1985 y 1989. En el medio, 1987, conocería su primer fracaso  rumbo a la gobernación de su provincia, y a su gran verdugo: Eduardo Angeloz, quién le arrebataría las elecciones por 2° vez consecutiva, nuevamente, en 1991.

“El día que se vaya Angeloz, seré gobernador”, diría De la Sota en una entrevista periodística luego de su última derrota, y tendría razón.

En los años siguientes, sería Embajador en Brasil (1990/1993) y Senador Nacional entre 1995 y 1999, antes de alcanzar finalmente el máximo poder político en su provincia natal. Llegaría el año 1999, y tras una  efectiva campaña proselitista que incluyó como propuesta central la reducción del 30%  de los impuestos provinciales, rompería con 16 años de hegemonía radical ganándole a Ramón Mestre, quién buscaba su reelección, por casi 9 puntos de ventaja (49% total).Corría enero del 2000, y el deterioro de las finanzas públicas a nivel país, se hacían sentir también en Córdoba, donde De la Sota, para no caer en la cesación de pagos, apela a la creación de una “cuasi moneda”: el Lecor. Si bien eran tiempos difíciles los que se vivían, con la construcción de decenas de escuelas, la promesa de la reducción de impuestos cumplida, y el nacimiento del PPP (Programa Primer Paso: el cual le brinda a jóvenes de entre 16 a 25 años de edad, su primera oportunidad laboral) como estandarte, accedería a su segundo mandato en 2003, tras obtener el  51,84% de los votos.

Al finalizar 2007 decide alejarse de la vida política y apoya la candidatura de su compañero partidario Juan Schiaretti, quien se convierte en su sucesor.

En 2011 vuelve al ruedo y se presenta como candidato delcambio que sigue” https://www.youtube.com/watch?v=uIWUaKGXYKI. Tras la unificación momentánea de todos los sectores internos del peronismo, accede así, a su 3° período como gobernador. Al tomar posesión de su cargo, emitirá el decreto n° 2596, poniendo en funcionamiento el Boleto Educativo Gratuito (esquema de pasajes de transporte interurbano y urbano para quienes estudian y trabajan en todos los niveles de la educación), “caballito de batalla” y  eje fundamental de su campaña.

Corre diciembre de 2014, y tras graves denuncias por corrupción en su gabinete, diferencias irreconciliables que derivan en una resonante pelea con el gobierno nacional, y acusaciones por negocios narcos en la policía provincial, decide proclamarse como  precandidato presidencial por el Partido Demócrata Cristiano.

Con una costosa campaña para lograr ser protagonista de las encuestas a través de la web, redes sociales, e incluso en los carteles más caros de la calle Corrientes,  De la Sota se presenta como “el hombre correcto en el momento justo”, siendo protagonista de numerosos programas  y medios (en su mayoría “porteños”), entre los que se encuentra el marketinero “Showmatch” donde “amaga” incluso con su participación en el  “Bailando…”, la cual, termina siendo desestimada; de ésta manera despierta el enojo de la prensa cordobesa quien le recuerda que en sus 3 candidaturas a gobernador, nunca quiso ser parte de un debate en su tierra natal.

La gran inversión en campaña de éste “optimista desmesurado”, como lo llaman algunos, logra hasta el momento, según  las encuestas más generosas, sólo el 4% de adherentes, lo que despierta otra gran polémica: ¿quién financia tal máquina de propaganda?,  pero desde su entorno más cercano intentan despejar cualquier especulación adjudicando los fondos a la  Fundación Consensus: http://www.fundacionconsensus.com.ar/, de la cual, el propio gobernador cordobés es presidente honorario.

¿Podrá  “el Hombre” superar las P.A.S.O para llegar a octubre?, veremos el 9 de agosto si la “fuerza del interior” fue suficiente.

 

 

800px-José_Manuel_de_la_Sota_2011-06-08 Delasota12032007 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments