Internacionales

Joven español fue acusado de matar a su madre y hermano con una mancuerna

Se le conoce como "Ivan, loco por el gimnasio"

España.- Eran las siete y media de la mañana en Torres de Cotilla cuando los empleados de una panadería situada en los alrededores del número 52 de la calle Asturias vieron a un joven que se acercaba chillando en el coche. Iba dando pitidos con la bocina, enloquecido. Era Iván García Parra, 27 años, fuerte, alto, pelo corto y engominado. Se le oía exclamar el nombre de su padre.

Iván tenía las manos ensangrentadas y se dirigía, absolutamente enajenado, a la comandancia más cercana para denunciar el crimen.

Unos minutos antes, decía haberse encontrado a su madre Antonia y a su hermano pequeño Miguel Ángel muertos a golpes en la casa familiar.

Unas horas después, a eso de las seis de la tarde de este martes, el propio Iván era detenido como principal sospechoso del crimen.

El joven cogió el coche y a toda velocidad se dirigió a la Guardia Civil a denunciar el crimen. Minutos después, una ambulancia y equipos sanitarios se presentaron en la casa, en el lugar de los hechos.

El pueblo se halla absolutamente conmocionado. La mujer, de 55 años, era muy conocida en la zona. Trabajaba desde hacía tiempo como cocinera en un establecimiento del pueblo.

Años atrás había trabajado en Fripozo, una empresa local relacionada con la industria cárnica. Miguel Ángel, el hermano menor fallecido, tenía 23 años.

En el pueblo, para todos, aquel hijo pequeño era conocido como ‘El bebé’.

La Guardia Civil se los encontró en la casa con golpes por todo el cuerpo, algunos de ellos severos y en el cráneo.

Lo más probable, según las fuentes consultadas, es que estos hubieran sido propinados con una mancuerna de gimnasio o con una potente barra de hierro.

Un extremo que cuadraría con el perfil de Iván: el joven practicaba el culturismo y se empeñaba mucho en mantener su cuerpo en forma, como demuestran algunas de sus imágenes colgadas en las redes sociales.

Eso sí, todavía se desconoce el móvil que podría haber llevado a cometer el crimen al presunto autor.

Investigaciones inmediatas

Casi de forma inmediata, la calle Asturias y sus aledañas fueron tomadas por los agentes de la Policía Local y del Instituto Armado.

Los profesionales del Grupo Científico del Laboratorio de la Guardia Civil y del grupo de Homicidios inspeccionaron la vivienda. Allí estaban los cadáveres y todo lleno de sangre.

El siguiente paso, era localizar al padre de la familia, Julio, y llevarlo a la comisaría para el interrogatorio. Hacía tiempo que el hombre trabajaba por las noches cuidando a un anciano.

De ese modo, pudo confirmar que no estuvo durante la noche en la casa.

Acabaron rápido de hablar con él.

El siguiente paso era sentar a Iván, quien había encontrado los cadáveres, para tomarle declaración. Para que explicase los hechos.

Al llevarlo a la comandancia los guardias civiles advirtieron que el joven Iván, al tomarle declaración, se expresaba con nerviosismo. Apenas se le entendía al hablar.

A estas horas, el joven permanece detenido. Es el principal sospechoso de los hechos.

Marketing Digital Experience

Leandro Campos

Joven redactor. Actor, productor y escritor de teatro.

Artículos relacionados

Close