Jóvenes en compañía de artistas lideraron protestas en Puerto Rico

172

En contra de las políticas gubernamentales y corrupción se iniciaron las manifestaciones en Puerto Rico las cuales son lideradas por jóvenes de diversas tendencias en compañía de importantes figuras públicas.

La generación de “Yo no me dejo” promueve lo que sería el paro nacional en el que ciudadanía exigió la renuncia del Gobernador Ricardo Rosello.

La avenida Franklin D Roosevelt en Hato Rey, fue el escenario en donde se congregaron cientos de personas que reclamaron la salida del mandatario. La juventud reclama precisamente el cese de los actos de corrupción en una isla que aun padece grandes necesidades que no han sido resueltas por las autoridades gubernamentales.

Apuestan a un cambio de inmediato

Desde jóvenes con camisetas negras en las que se podían leer reclamos hasta los representantes de la comunidad LGBT quienes ondearon su bandera por el expreso Las Américas, el objetivo común es la lucha por un cambio de gobierno.

Según la información suministrada por la vicepresidenta del Colegio de Profesionales del Trabajo Social Lydael Vega: “Somos de la generación del ‘yo no me dejo’ o ‘Ni pa’ buitres ni para corruptos’. Puerto Rico es nuestro”.

“Nos parece que es una generación que está demostrando un nivel de cansancio y de no conectarse con los procesos a los que nos acostumbraron a los adultos, sino que son jóvenes que están demostrando conocimiento”.

Artistas como Olga Tañón, Residente y Ricky Martín desde una tarima instaron a la población a continuar con la lucha y mostraron su compromiso de acompañar a su pueblo en cada paso.

Sobre esta multitudinaria marcha el historiador Mario Ramos señaló: Muchos de esos jóvenes no son de familia rica, sino de clase media para abajo. Son jóvenes muy inteligentes, que aman el arte y la música. Por lo general, quienes aman el arte y la música son en contra de lo tradicional y el sistema”.

Diversas organizaciones sociales coinciden en afirmar que los jóvenes tienen un mayor nivel de conciencia que los adultos, se han preparado y tiene claramente la visión de lo que quieren como país y lo que esperan de los mandatarios.

La crisis llegó a su punto máximo tras la aparición de la conversación privada entre Rosello y varios funcionarios, esto dejó ver maniobras políticas poco éticas y el tratamiento poco respetuoso a los problemas existentes en la isla. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *