Juan Manuel Santos presentó un “plan de choque” ante la crisis migratoria venezolana

156

Cúcuta.- El presidente colombiano Juan Manuel Santos estableció un “plan de choque” tras el éxodo venezolano por la frontera en Cúcuta. La crisis humanitaria en Venezuela ha llevado al límite las situaciones vividas por colombianos y venezolanos en la frontera.

Este jueves, el Ejecutivo colombiano se reunió con autoridades fronterizas de Cúcuta y les propuso un llamado “plan de choque”. 

En este estableció como prioridad regular el ingreso de inmigrantes, controlar la seguridad en esta zona y atender las emergencias sociales y humanitarias presentes.

El “plan de choque” es en respuesta a reiteradas irregularidades 

Este “plan de choque” fue ideado en una mesa de trabajo en Cúcuta en alianza con la seguridad de la zona. Además, se añadieron otros interesados en el tema, como defensores de los derechos humanos y venezolanos.

“Colombia nunca había vivido una situación así. Estamos aprendiendo a afrontar esta situación”, expresó Santos en la reunión.

En esta oportunidad, el mandatario también solicitó ayuda de la Organización de las Naciones Unidas (ONU); tanto para controlar la situación, como para brindar asesoría con respecto a temas migratorios.

“Naciones Unidas tiene gran experiencia en este tema. Nosotros no”, admitió Santos agradeciendo la presencia de un residente humanitario de la ONU en la reunión.

El “plan de choque” se ideó para destacar la importancia de la seguridad. Además, se pudo descartar del todo un cierre de la frontera. Por medio del comunicado del presidente Santos, Colombia sigue interesada en prestar su mano amiga a los inmigrantes venezolanos. Pero para esto la inmigración debe darse de forma correcta.

Creciente xenofobia en la frontera colombo-venezolana

En las últimas semanas los crímenes contra venezolanos han aumentado exponencialmente. A finales de año un docente venezolano fue asfixiado en la frontera. También, este año un joven venezolano fue apuñalado en la frontera y otro fue asesinado en un barrio. Todos los crímenes están relacionados con la xenofobia que se vive en Cúcuta tras el exceso de inmigrantes acumulados en la zona.

Además, se han violentado los derechos de muchos colombianos. Por ejemplo, unos inmigrantes venezolanos se apropiaron de una cancha pública y trataron de vender a los locales entradas para participar de sus servicios. También hay denuncias de secuestros y otros delitos hechos por venezolanos.

Según Santos, todos son eventos que requieren regulación inmediata para garantizar la seguridad.