daca

Juez permitió demanda contra Trump por ataque a programa DACA

127

Estados Unidos.- Un juez federal permitió que 16 estados y el Distrito de Columbia demanden al gobierno de Donald Trump por arremeter contra programa DACA.

La causa de esta decisión radica en la intención del mandatario de eliminar el programa DACA, el cual protege de la deportación a los inmigrantes indocumentados o soñadores que llegaron de niños a Estados Unidos.

En este sentido, el Departamento de Justicia anunció en septiembre el fin de los permisos temporales de residencia legal para unos 800.000 inmigrantes adultos para trabajar, estudiar o servir en el Ejército.

Decisión discriminatoria

El programa está previsto que finalice el próximo 5 de marzo. Ante esta situación, Trump ha instado al Congreso a aprobar una ley que impida la deportación de los soñadores a cambio de la adopción de políticas de seguridad, como su proyecto de construcción de un muro fronterizo con México.

El Departamento de Justicia pidió que se desestimara ese recurso alegando que el programa era inconstitucional, porque se aprobó en el año 2012 por decreto y también porque el desmantelamiento de DACA iba a ser gradual.

Sin embargo, Nicholas Garaufis, juez federal de Brooklyn, permitió el jueves que el recurso siguiera adelante.

El magistrado consideró válido el argumento de los Estados de que el fin del programa migratorio afectaría a empresas y universidades.

El recurso esgrime que la decisión del presidente republicano es discriminatoria, lo que violaría la protección de igualdad amparada por la Constitución.

Simultáneamente, otros cuatro Estados, demócratas y republicanos, han interpuesto en la justicia de California otro recurso contra el plan de Donlad Trump.

Destino de los soñadores

El futuro de los soñadores reviste carácter político, económico y social, que puede ir de forma negativa contra la gestión de Trump., sino cambia algunas decisiones.

La gran mayoría, entre ellos republicanos, opinan que los soñadores deberían quedarse legalmente en Estados Unidos y solicitar la ciudadanía.

Otro grupo considera que deberían ser obligados a abandonar el país y otros pocos creen que deberían quedarse, pero sin convertirse en ciudadanos norteamericanos.

Solo queda esperar las nuevas directrices que se hagan en torno a este grupo de personas que solamente piden ser tomadas en cuenta legalmente.