Jueza de EE.UU. congeló parte del decreto de inmigración de Trump

trump construir el muro ya segundoenfoque - Jueza de EE.UU. congeló parte del decreto de inmigración de Trump

Jueza de EE.UU. congeló parte del decreto de inmigración de Trump

Estados Unidos.- Una jueza federal concedió este sábado en la noche estadía de emergencia a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana que ya han llegado a los Estados Unidos, y para aquellos que están en tránsito con visas válidas, pudiendo entrar legalmente a EE.UU.

La decisión congeló parte del decreto de Donald Trump el cual prohíbe la entrada al país a ciudadanos de Siria, Iraq, Irán, Libia, Somalía, Sudán y Yemen por los próximos 90 días.

La trascendental resolución tomada por Trump de prohibirle la entrada a Estados Unidos a más de 130 millones de personas, y negarle el ingreso a los refugiados, desató este sábado un gran impacto a nivel mundial, desde el cual el caos y la confusión se hicieron notar en las agencias policiales estadounidenses, aeropuertos y capitales extranjeras al tratar de entender la nueva política estadounidense.

El decreto firmado este viernes impide a los ciudadanos de siete países de mayoría musulmana pasar a territorio estadounidense durante los próximos 90 días y suspende la admisión de refugiados por 120 días.

Los viajeros que se ajustan a los criterios de la prohibición, y que se encontraban viajando este viernes hacia Estados Unidos cuando Trump firmó el decreto fueron retenidos a su llegada en los aeropuertos del país. 

A otras personas con visas válidas se les prohibió abordar aviones con destino  a Estados Unidos, mientras que las aerolíneas y los trabajadores de aeropuertos extranjeros trataban de entender y cumplir con las nuevas políticas de inmigración de la administración de Trump.

La confusión estaba incluso entre los encargados de implementar la prohibición. Los empleados de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos recibieron información contradictoria sobre si el decreto se ajustaba o no a los residentes permanentes en el país. La Casa Blanca finalmente anunció que la prohibición se aplicaba también a los residentes permanentes legales en Estados Unidos.

El decreto fue rápidamente catalogado por parte de los demócratas, de las organizaciones de derechos humanos y grupos de defensa como una “prohibición contra los musulmanes”, quienes criticaron al presidente de Estados Unidos por instituir una política que, indicaron, va en contra de los valores estadounidenses y afecta la imagen del país como santuario para los que huyen de la opresión.

Yelithze Olivo

Yelithze Olivo

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email