Internacionales

Juicio de bebés robados en dictadura de Franco se reanudó en contra de Eduardo Vela

La acusación fue ejercida por la supuesta niña robada, Inés Madrigal, quien nació en 1969, ella solicitó 13 años de prisión

Considerado como el primer juicio de bebés robados en España durante la dictadura de Franco, la Fiscalía española sentó en el banquillo al médico Eduardo Vela. El tema vuelve al tapete décadas después de conocerse que numerosos recién nacidos, fueron despojados de sus madres y entregados a familias adoptivas cercanas al régimen franquista.

El doctor Vela volvió al banquillo de los acusados, pasados dos meses meses después de la primera sesión. Al galeno se le acusa de participar en el hurto de una recién nacida en 1969, en el primer juicio de bebés robados.

Al respecto el Ministerio Público acusó al hombre de 85 años, de un delito de sustracción de una menor recién nacida. Igualmente es señalado de “suposición de parto cometidos por facultativo y otro de falsedad en documento oficial y fija”. Las autoridades creen que el médico es el responsable del robo de Inés Madrigal.

Se trata de una menor que nació en 1969 y fue apartada de su madre biológica para ser entregada a una mujer estéril. A la dama, el doctor le había recomendado fingir un embarazo con cojines.

Vea también Gobernadores opositores exigieron a Macri detalles del dólar y la inflación

Piden 13 años para médico acusado en primer juicio de bebés robados

Vela, llegó a la Audiencia Provincial de Madrid en una silla de ruedas. El hombre trabajó, entre 1961 y 1981 en la clínica madrileña de San Ramón, centro de las denuncias por robo de bebés.

La acusación fue ejercida por la supuesta niña robada, Inés Madrigal, quien solicitó hasta los 13 años de prisión. No obstante la fiscal solicitó una indemnización de 150.000 euros. Pero Inés Madrigal no la pidió, insiste en que ni quiere dinero ni busca ver al doctor Vela en la cárcel, sino que su caso permita ayudar a otros chicos apartados de sus familias.

En medio de la audiencia, el doctor reconoció su letra y firma en un documento falsificado. Aún cuando en la primera sesión del juicio dijo no recordarlo.

“Solo queda que la Justicia haga su trabajo”, puntualizó Madrigal. “No puede quedar impune que alguien jugara a ser dios cambiando la filiación falsificando partidas y cercenando el derecho a conocer mis orígenes”, puntualizó.

Marketing Digital Experience

Maira Perozo

Periodista, locutora y presentadora de tv. venezolana.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close