Justicia investiga denuncia de acoso de Anahí de la Fuente

184

Autoridades investigan la denuncia de acoso sexual efectuada por una exempleada del área de comunicación del Centro Cultural San Martín, quien señaló que el director de la referida institución la tocaba de forma inapropiada.

La joven que fue identificada como Anahi de la Fuente aseguró que Diego Pimentel la tocaba frente a varias personas, por lo que existen testigos de este hecho.

La denuncia la hizo la joven el pasado 29 de marzo. Sobre este hecho, de La Fuente recordó que comenzó a ejercer labores en dicho instituto en el mes de junio de 2017 en el área de Comunicación como community manager. Su estadía en la institución se volvió en algo incómodo e intolerable ya que el director la acosaba vulgarmente.

La joven quien además se desempeña como maquilladora profesional y performer, señaló que ella sufría: “Acoso sexual permanente”.

Refirió que la primera vez que se sintió incómoda fue durante el cocktail de un festival que había sido organizado por Pimentel. “Se sentó al lado mío, conversamos y empezó a subir el tono. Al irnos, ofreció llevarnos a todas, dio una vuelta bárbara para dejarme a mí a lo último y me hizo pasar adelante. De ahí en más empezó el acoso, físico y emocional. Pidió mi número y me llamaba hasta los fines de semana”.

Luego de ese día cada encuentro con su jefe se convirtió en algo tortuoso que debía afrontar y que entendía era una forma de violencia sexual con lo que no estaba de acuerdo.

“Me agarraba de las manos, me tiraba para atrás los brazos, como en un gesto de reducirme. Faltaba que me ponga las esposas. Nunca lo interpreté como un juego”.

Justicia deberá pronunciarse

Como el nivel de acoso avanzaba día tras día, de La Fuente sintió que necesitaba buscar ayuda porque definitivamente no se trataba de algo normal lo que vivía con ese hombre.

En tal sentido solicitó la asesoría de la Red de Abogadas Feministas, quienes le indicaron que contactara a la institución para que notificara la situación que se presentaba.

En consecuencia se dio la intervención del Ministerio de Cultura, la cual comenzó con investigación interna, pero igual las víctimas de acoso en la institución  debían lidiar con este hombre.

En vista de las fuertes presiones la chica dejó de acudir al trabajo y su acosador le envió una comunicación en la que le informó que la despidieron debido a sus ausencias.

Fue allí cuando ella acudió ante la justicia y lo denunció por “maltrato físico” y “acoso sexual en lugares privados de acceso público”, ante  la Fiscalía N° 16 especializada en violencia de género a cargo de Claudia Barcia.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *