Justicia para Vanesa: “Que no haya más Martinez Poch”

48

Argentina.- El Tribunal Oral en lo Criminal 1 de La Plata condenó al DJ Cristian Martinez Poch a 37 años de prisión, pena máxima que permitía la ley para su caso. Es es por el secuestro y la violación de una de sus parejas y por los abusos sexuales a los que sometió a sus dos hijas cuando eran niñas por varios años.

Durante la lectura del veredicto, el acusado tuvo una actitud provocadora ya que realizó gestos obscenos, sonrió y hasta guiñó un ojo a las cámaras de televisión presentes mientras los allegados a las víctimas, que se encontraban en el recinto,celebraban el fallo.

En septiembre del 2013 el DJ mantuvo cautiva en su departamento de La Plata a su ex pareja, Vanesa Rial, donde la sometió a abusos sexuales, golpes y le dio narcóticos. La mujer fue rescatada por la policía y tras la detención de Martinez Poch, aparecieron otras mujeres que contaron sus propias historias de calvario a las que fueron sometidas por la misma persona.

Una vez que el caso tomó estado público, las hijas de Martínez Poch se presentaron ante la Justicia y contaron lo que vivieron luego de la muerte de su madre, cuando eran dos nenas de 7 y 6 años hasta que tuvieron 15 y 14. Según se supo durante el juicio oral, fueron obligadas a ver películas pornográficas y a presenciar sus actos sexuales con otras mujeres.

Tras la lectura del veredicto, entre llanto y alegría, Vanesa Rial, víctima y abogada que llevó a cabo la denuncia, sostuvo que el fallo fue ejemplar y aseveró: “Que no haya más Martinez Poch”. En su declaración durante en el juicio, confesó que el dj la drogaba con pastillas y alcohol, la violaba e hizo que la violaran otras personas.

Las hijas y víctimas del acusado no estuvieron presentes en la sentencia y ya se habían negado semanas atrás a someterse a una pericia psicológica por no estar en condiciones de “revivir” los padecimientos sufridos durante la infancia y adolescencia. Hacia el cierre del juicio, Poch dijo que siente afecto hacia ambas, negó los abusos y dio detalles de la vida actual de una de ellas, lo que la familia materna interpretó como una alerta de que las mantiene vigiladas.

“Pocas veces me tocó juzgar, por no decir la única,  a un psicópata, abusador sexual, golpeador de mujeres indefensas. Como no tengo el menor resquicio de duda, tengo hoy que sentenciar”, expresa el fallo de los jueces Juan José Ruíz, Carmen Palacios Arias y María Isabel Martiarena.

Según el veredicto,  “lo temible de este sujeto radica no en que sea un enfermo psiquiátrico a tratar sino en que la peligrosidad en este tipo de personalidades viene dada por su modo de ser, como se comprende al analizar los rasgos característicos y nopor la aparición de una enfermedad psiquiátrica. Es decir, no tiene cura posible.

Los magistrados condenaron al acusado a 37 años de cárcel y el juez del tribunal platense, Juan José Ruiz, afirmó: “Tuve en cuenta la ley de Violencia de género” al tiempo que aclaró que tenían pensado darle más años pero no podían legalmente.  Sin embargo, la fiscal María Florencia Budiño, pidió que el hombre sea condenado a 40 años de prisión, por considerar que los hechos que se le imputan “se encuentran probados”.

Vanesa Rial se acercó a felicitar al juez tras la condena y calificó como ejemplar la resolución del magistrado para que antes de abusar, golpear y violar se acuerden del  tribunal platense y expresó: “Ahora voy a tratar de formar una familia, porque no estuve más con un hombre”. Además, la abogada señaló que es el día más feliz de su vida después de este año y que “lo repara todo”.



Periodista. Contacto: noeliamendilarzu@gmail.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *