Kabul: Talibanes atacaron aeropuerto donde aterrizó el secretario de Defensa de EE.UU.

84

Kabul-. Atacantes suicidas y talibanes dispararon este miércoles morteros contra el aeropuerto de Kabul durante una visita del secretario de Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, lo que llevó a una ataque aéreo estadounidense que accidentalmente mató a civiles, comentaron funcionarios. 

Los ataques y las víctimas ensombrecieron la visita con la que Estados Unidos deseaba demostrar su apoyo al gobierno afgano y recordó los riesgos de una política más agresiva de Washington, la cual se espera que aumente los ataques aéreos.

De acuerdo con la cadena de noticias CNN, los talibanes aseguraron que el objetivo del misil que dispararon era el Secretario de Defensa, pese a que el ataque sucedió después de Mattis abandonara el aeropuerto.

Tiradores atrincherados en una casa cercana al aeropuerto lucharon contra fuerzas de seguridad durante gran parte del día. La fuerzas estadounidenses atacaron desde el aire para apoyar a las fuerzas especiales de la policía afgana, aunque sufrieron una “falla de misil”, lo que generó muchas víctimas, expresó la misión de la OTAN encabeza por Estados Unidos, que no ofreció explicaciones.

Mattis arribó a la capital afgana de manera imprevista a fin de comprometer el apoyo al gobierno del presidente Ashraf Ghani.

Procedente de India, donde buscó apoyo para el nuevo plan de seguridad del Gobierno estadounidense para el sur de Asia, el secretario dijo que su país se encuentra decidido a no permitir “que un enemigo inmisericorde llegue al poder matando”.

Prometiendo una posición más “holística” sin calendarios fijos e involucrando a otros países de la región, como Pakistán, precisó que los talibanes tendrán que aprender que no podrán derrotar al Gobierno.

Quiero reiterar a los talibanes que el único trayecto hacia la paz y la legitimidad política para ellos es por medio de un acuerdo negociado” sostuvo Mattis en una conferencia de prensa conjunta con Ghani y con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

La visita de Mattis se produjo luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, informó una nueva estrategia para Afganistán que involucra una campaña militar reforzada contra los talibanes, que han ganad terreno en su ofensiva para restablecer la ley islámica después de su derrocamiento en 2001.