Entretenimiento

Kendall Jenner fue criticada por llevar un “afro” para la revista Vogue

Tomaron una foto suya con un peinado bastante abultado y la atacaron sin piedad

Nuevamente el magazine Vogue fue acusado de “apropiación cultural”, debido a la curiosa propuesta que hicieron con la top model Kendall Jenner, miembro del clan Kardashian/Jenner, quien usaba lo que parecía ser un afro.

La joven empresaria e influencer hizo la producción de fotos sin problemas usando un vestido floral de la colección Brock. La edición de la importante revista fashion norteamericana saldrá a la venta en noviembre, a modo de celebrar el 15° aniversario del Fondo de Moda CFDA/ Vogue.

Como un abreboca, representantes de la prestigiosa publicación colgaron la foto de Kendall en sus redes, que tomó el profesional Mikael Jansson. Al principio se leyeron muchos elogios por el esfuerzo de todo el equipo involucrado, pero más adelante llovieron las críticas.

¿Doble estándar en Vogue?

Seguidores enojados cuestionaron el porqué Kendall trabajó en ese proyecto, pues si requerían a alguien con afro pudieron buscar a una persona de color.

Uno de los comentarios más sonados en el Instagram fue este: “¿Por qué no conseguir a alguien con un afro real y pecas?. Si querían un modelo que no se viera blanco, pudieron haber contratado a una chica de color”.

La discusión siguió al punto en que varios usuarios argumentaron que casi siempre los modelos de color aparecen en portadas de revista o en diferentes producciones con el cabello alisado o teñido, lo cual catalogaron de “doble moral”.

“La discusión es más sobre el doble estándar que existe hacia el cabello afro y la cultura negra. Hay connotaciones negativas que rodean a las personas negras reales que tienen ese cabello, sin embargo, de manera conveniente, cuando una persona blanca lo hace, está repentinamente ‘de moda’ o en boga. Lo que pasa con el pelo lacio o rubio, es que ya forma parte del ideal de los estándares de belleza occidentales”, fue uno de las opiniones más fuertes en medio de la polémica.

Ante el frenesí que generó la foto, Vogue escribió un comunicado: “La imagen está destinada a ser una actualización del cabello romántico de Edwardian/Gibson Girl, que se adapta al estilo de la colección Brock, y también al gran cabello de los años 60 y principios de los 70. Nos disculpamos si se produjo de manera diferente de lo que se pretendía, y desde luego no pretendemos ofender a nadie”.

View this post on Instagram

Fifteen years and 150 finalists later, the @CFDA/Vogue Fashion Fund prize has created global stars, local heroes, a must-watch New York Fashion Week, and, most important, a true sense of community among designers of all ages and backgrounds—all with differing aesthetic and commercial aspirations—who communicate, collaborate, and essentially care for one another through the fun and not-so-fun times. Laura Vassar Brock—one of the founders of 2016 #CVFF winner Brock Collection—says, “We spoke to a few friends who had gone through it, and they all said the same thing: that the Fashion Fund is a life-changing experience. And indeed it was!” Tap the link in our bio to learn more. Photographed by @mikaeljansson, styled by @tonnegood, Vogue, November 2018

A post shared by Vogue (@voguemagazine) on

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close