martes, noviembre 30, 2021
InicioInternacionalesKenia reubica refugiados en Somalia

Kenia reubica refugiados en Somalia

Kenia.- Kenia garantiza la repartición humana y digna a Somalia de los refugiados del campamento de Dadaab.

Este lunes el gobierno de Kenia ha garantizado a Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) que cumplirá con sus obligaciones internacionales durante la repartición a Somalia de las personas refugiadas en el campamento Dadaab.

El alto comisionado, Filippo Grandi, se ha reunido con el presidente keniano, Urhuru Kenyatta durante su visita en el país, con la finalidad de discutir las soluciones para los desplazados de Somalia que se encuentran refugiados en Kenia.

«Me alegra mucho escuchar al presidente decir de forma clara que cualquier solución, y la repatriación es obviamente la mejor de ellas, será llevada a cabo de forma humana, digna, segura y en línea con el Derecho Internacional«, comentó el responsable de la organización.

Asimismo señaló que el apoyo que los donantes internacionales han dado a Kenia ha sido “generoso, pero insuficiente para abastecer todas las necesidades”.

El gobierno del país informó a finales del mes de mayo que el campamento en que se encuentran refugiados más de 350 mil somalíes será deshabilitado antes del mes de noviembre del presente año, asegurando que el proceso será realizado de manera “segura y humana”

Por su parte, el ministro de Interior, Joseph Nkaissery, ha recalcado que el campamento de Dadaab será cerrado permanentemente ya que se ha convertido en un centro de operaciones de la milicia islamista somalí Al Shabaab.

El presidente ha asegurado que varios de los últimos atentados realizados en el país por este grupo terrorista, como los del centro comercial Westgate y la universidad de Garissa, fueron planificados en campamentos de refugiados.

El mismo ministro Nkaissery insistió hace poco que “los campamentos de refugiados no son asentamientos permanentes ni centros migratorios” mientras que también aseguró que habían sido un gran gasto para los contribuyentes.

«Los campamentos están saturados. Fueron construidos para mucha menos gente y la comunidad internacional no ha hecho nada para hacer frente a la situación. El impacto ambiental ha sido desastroso para las comunidades de acogida», afirmó.

El pacto para la repartición voluntaria de los refugiados somalíes fue firmado en 2013 entre Kenia y ACNUR, de los cuales algunos han vivido en Dadaab por varias décadas. Personas de Nairobi aseguran que el proceso de implementación de esta medida se ha dado de manera lenta.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments