Kerry se disculpó con funcionarios LGBT

117

Estados Unidos.- John Kerry, secretario de Estado, se disculpó públicamente por el despido de funcionarios LGBT.

Kerry ofreció una disculpa pública por las prácticas discriminatorias que se aplicaban desde los años 1940 y que llevaron al Departamento de Estado a vetar y despedir a empleados homosexuales por considerarlos un “riesgo de seguridad”.

La carta del alto funcionario del saliente gobierno de Barack Obama fue publicada a solicitud de un senador demócrata.

“Estas prácticas estaban mal en ese momento como lo estarían ahora”, señaló el secretario de Estado.

“En nombre del Departamento, pido disculpas a todos aquellos que sufrieron las consecuencias de esas acciones pasadas”, añadió.

El secretario se refirió a los despidos de trabajadores homosexuales que comenzaron en los años 40 y continuaron durante varias décadas. “El Departamento de Estado se encontraba entre las muchas instituciones públicas y privadas que discriminaban contra sus empleados y candidatos a puestos de trabajo por su orientación sexual”, recalcó Kerry en el comunicado.

Conocida como el “terror lila”, la campaña de despidos y vetos se basaba en que los homosexuales suponían un riesgo para la seguridad del país, simpatizaban con los comunistas y se les consideraba “subversivos”.

Recalcó Kerry que estas medidas “empujaron a muchos empleados hasta la dimisión y otros rechazaron incluso pedir un trabajo”.

En 1953 el presidente Dwight Eisenhower prohibió que gays y lesbianas trabajaran para el gobierno federal.

Ben Cardin, el senador que pidió a Kerry que emitiera la disculpa antes de dejar su cargo, aseguró que más de 1.000 personas fueron despedidas sólo en el Departamento de Estado por su orientación sexual.

Esta práctica discriminatoria fue paulatinamente eliminada por los diferentes departamentos que conforman el Gobierno de Estados Unidos.

El Departamento de Defensa fue el último en levantar esta prohibición contra la comunidad LGBT en 2010, durante el primer mandato de Barack Obama.

Durante su paso por el Departamento de Estado, Hillary Clinton anunció públicamente que ignoraría esa normativa en favor de los empleados homosexuales del cuerpo diplomático estadounidense.

Ahora los derechos de los homosexuales en los Estados Unidos ha sido sancionado por el Tribunal Supremo, que ha reconocido, entre otros, el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *