Salud

La aspirina prolonga supervivencia al cáncer

Los pacientes que reciben tratamiento contra el cáncer pudieran incrementar las posibilidades de supervivencia hasta en un 20 por ciento mediante de una dosis baja de aspirina, expusieron científicos británicos.

Un equipo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Cardiff, en Reino Unido, descubrió una reducción significativa de la mortalidad y la disaminación del cáncer en los pacientes que tomaron una dosis baja de “aspirina”, además de su tratamiento contra la enfermedad.

El director de la investigación publicada en la revista Plos One, Peter Elwood, manifestó que hay una ascendente evidencia de que ingerir aspirina tiene beneficio significativo en la disminución de algunos tipos de cáncer.

Aunque los expertos aclaran que una dosis baja de aspirina ha demostrado disminuir la incidencia de cáncer, su papel en el tratamiento de la enfermedad sigue siendo impreciso.

Los científicos analizaron los datos disponibles, incluyendo cinco ensayos aleatorios y 42 estudios de observación de los cánceres colorrectales, de mama y próstata.

El profesor Elwood expresó que la revisión hecha por ellos, en base a la evidencia utilizable, sugiere que una dosis baja de aspirina por los pacientes con cáncer de colon, mama o próstata, aparte de otros tratamientos, se vincula con una disminución en las muertes de cerca del 15 y 20 por ciento, además de una reducción en la extensión del cáncer.

La aspirina (ácido aceltisalicílico) ha sido usada desde hace algún tiempo para disminuir el riesgo de enfermedades cardíacas, pero recientemente fue aprobada para prevenir además el cáncer de colon.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos aconsejaron que las personas de 50 a 59 años que tienen un riesgo más alto de enfermedad cardíaca tienen que ingerir una aspirina en dosis baja cada día para reducir su riesgo y de cáncer de colon.

Hacía años se encuentran en un debate científico sobre si la aspirina pudiera ser una herramienta eficaz también para las personas completamente sanas, para evitar o reducir sus posibilidades de contagiarse una enfermedad en un futuro.

Son dos patologías que se presupone pudiera prevenir: el cáncer (sobre todo el colorrectal) y las enfermedades cardiovasculares.

Los organismos sanitarios concuerdan en que es útil para la prevención secundaria; es decir, la de personas que ya han sufrido una dolencia y quieren evitar un segundo episodio.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close