La Corte Suprema avaló la muerte digna

La Corte Suprema avaló la muerte digna

Buenos Aires.- Hoy por la tarde la Corte Suprema reconoció el derecho de toda persona a tener una muerte digna. El fallo fue firmado por todos los cortesanos, con excepción a Carlos Fayt, quien voto en disidencia. Se trata del caso de Marcelo Diez, un joven neuquino quien permanece en estado vegetativo desde 1994 a raíz de sufrir un accidente con su moto.

Las hermanas de Diez recurrieron a la Justicia en 2009 para que autorizar el retiro de toda medida de soporte vital y que no se le practicaran acciones invasivas con el fin de prolongar artificialmente su vida.

El Congreso argentino había aprobado hace tres años la Ley 26.742 que permite la muerte digna, la primera en sudamérica. El proyecto habilitaba a pacientes terminales a rechazar medidas de soporte vital, pero no contemplaba ni la eutanasia ni el suicidio asistido.

En 2011 el Tribunal Superior de Justicia de Neuquén ya se había pronunciado a favor de autorizar la muerte digna de Diez, pero una asociación de abogados católicos apeló el fallo basándose en la ley sancionada a nivel nacional en 2012, y argumentó que esta solo incluía a pacientes que hayan dado previamente su voluntad expresa. Esto no fue lo que ocurrió con Diez, dado que eran sus familiares quienes solicitaban el fin de los tratamientos que lo mantenían con vida.

Finalmente, hoy por la tarde la Corte Suprema de Justicia de la Nación convalidó el derecho de todo paciente a optar por una muerte digna, y añadió además que solo es necesario el consentimiento del paciente, o en su defecto de los familiares, eliminando cualquier traba burocrática, incluso las que establecía la ley sancionada en 2012.

Sin embargo, el fallo subraya que no se está en presencia de un caso de eutanasia, y que en todo caso se trata de brindar abstención terapéutica a métodos que mantiene hace más de veinte años con vida artificial al paciente.

El fallo llega días después de que la Corte Constitucional de Colombia, máximo tribunal de aquel país, haya autorizado la primera eutanasia legal de América Latina, a un ciudadano de 79 años con un cáncer terminal que le causaba fuertes dolores y le había desfigurado el rostro.

Facundo Bouhebent Barone

Facundo Bouhebent Barone

Estudiante de cuarto año de Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad de Buenos Aires.
Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email