La estructura de Hidroituango está arriesgando la vida de los habitantes cercanos

El terreno que sostiene a Hidroituango ha colapsado en algunos sectores provocando desastres en sus alrededores.

La hidroeléctrica colombiana Hidroituango está atravesando por una situación delicada. Uno de los varios túneles que conecta a la represa con el Río Cauca se ha visto fuertemente congestionado. Los desechos de materiales orgánicos e inorgánicos que se encuentran en el río han causado eventos alarmantes.

El túnel que presenta las fallas se ha tapado casi por completo en más de una ocasión. Su descongestionamiento se debe a la fuerza acumulada que ejerce el río sobre la obstrucción. Cada eventualidad de este ámbito aumenta progresivamente el riesgo de los colombianos que habitan en los alrededores.

Las causas de este problema están sujetas a un debate entre trabajadores de la represa y líderes de organismos. Por otra parte, la comunidad de habitantes de la zona se ha manifestado con respecto al estado de alarma circunstancial. El riesgo hacia a las viviendas y las vidas de las familias ahí residenciadas está presente en la prensa local.

Posturas con respecto a las recientes fallas del funcionamiento de Hidroituango

Varias personas asociadas con los organismos presentes en el caso han manifestado sus hipótesis. El actual gerente de Empresas Públicas de Medellín, Jorge Londoño comunicó una justificación a las fallas externa a Hidroituango. Londoño indica que el mal funcionamiento de los túneles se debe a irregularidades en el terreno consecuencias del ambiente.

Esta propuesta supone que el estado geológico de la zona pudo haber tenido cambios arbitrarios. Es decir, que la obstrucción de los túneles y las fallas del terreno pudieron haber sido impredecibles. Si esta fuese la conclusión, la compañía de la represa no tendría responsabilidad alguna por la situación.

La comunidad de habitantes también optó por manifestarse con respecto al estado de sus condiciones de seguridad. El comunicado se emitió a través de uno de los miembros del Movimiento Ríos Vivos.

La ciudadana Isabel Cristina Zuleta, perteneciente al movimiento, argumentó en contra de las premisas de Londoño. Zuleta afirma que lo que pudo haber ocasionado el incidente fue la falta de mantenimiento por parte de los trabajadores. Sostiene que las fallas pudieron ser previstas y exigió acción por parte de los entes gubernamentales.

El caso sigue abierto y en consecuencia se programó una audiencia para el 8 de Mayo. La finalidad de la misma sería buscar una solución al problema aprovechando la presencia de representantes del Estado.

También te puede interesar: Argentina: Continúa la emergencia en Ríos Gallegos por inundaciones

Aquiles Herrera

Aquiles Herrera

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email