miércoles, diciembre 8, 2021
InicioInternacionalesLa experiencia de Salud Hernández con el ELN

La experiencia de Salud Hernández con el ELN

Colombia – Los días en los que estuvo secuestrada, la periodista colombo-española, Salud Hernández a manos del Ejército de Liberación Nacional (ELN), no cambiaron su percepción respecto a lo planteado en diferentes artículos, donde criticaba el atropello del ELN contra el país o por lo menos, así lo afirmó ella después de su liberación.

“Con el ELN lo único que habría que negociar son beneficios judiciales, para la cúpula, pues desmovilización colectiva de la tropa y nada de negociar el país con ellos, porque es que no parece que tengan nada que aportar”, dijo Salud Hernández.

Como ya se conoce por su estilo directo, Salud afirmó que, cuando pudo hablar con sus captores, reafirmó su idea con el ELN, al que definió como una organización jurásica; la cual tiene en sus filas a menores de edad de 6 y 17 años.

Hernández columnista del tiempo y corresponsal, en Colombia, Del Mundo de España, afirmó que era vigilada por entre 3 y 8 hombres armados, los cuales portaban fusiles y pistolas. Además, contó cómo los comandantes, quienes la secuestraron en la región del Catatumbo, sabían exactamente quién era ella, incluso uno de ellos le preguntó por un artículo con duras críticas al jefe máximo del ELN “Gabino”. De este modo ella lo manifestó: “Los dos comandantes sabían perfectamente quién era yo, incluso el primero me escuchaba en Hora 20…”.

Salud aseguró que el Catatumbo carece de abandono y que necesita mucha más participación del Estado, afirmó que, la escuelas son infames, se roban la plata, los planes de alimentación escolar aún no ha sido puestos en marcha, los profesores que contrata la gobernación son politiqueros. Además manifestó que, esta es la única zona del país en donde militan las FARC, ELN y un reducto del Ejército Popular de Liberación (EPL) sumado a las bandas criminales de narcotráfico.

Cómo Vivió salud Hernández el secuestro en esos 7 días

El miércoles por la mañana Salud Hernández llegó al pueblo de Tarra, un pueblo del Catatumbo, con el fin de realizar un trabajo periodístico sobre un par de jornaleros desaparecidos en días anteriores. En este momento, para nadie era un secreto que el mando y el dominio en ese sector lo ejercen el ELN, las FARC y el EPL, ya que los policías nunca abandonan el cuartel con miedo a que los maten.

El jueves, 19 de mayo

El jueves, diferentes movimientos sociales de la región se reunieron para concretar soluciones, respecto a las desapariciones. Entre esas asociaciones campesinas estaban las ASCANCA Y CISCA, las cuales tildaron a Salud Hernández de “periodista manipuladora”, ya que Salud había escrito un artículo sobre estas organizaciones y sus nexos con diferentes grupos armados. Además, intentaron prohibirle tomar fotos ya que, según ellos, debería de tener una autorización para entrar al pueblo, la cual obviamente Salud Hernández no tenía, en ese mismo momento, así lo afirma la periodista, se estaba velando a un joven de 22 años que recientemente había sido asesinado por el ELN.

El viernes, 20 de mayo

El viernes, a las 7:45, unos guerrilleros obligan a Salud Hernández a subirse a su moto y metros más adelante la parquean. Afirman que son del ELN y le preguntan ¿por qué han estado discutiendo con las asociaciones?. En ese mismo momento le quitan la cámara, el celular, las USB, todas las notas y demás cosas que la acompañaban. Le dicen que le van a revisar todo y que de pronto al día siguiente se lo podrían entregar, eso dependía de las órdenes del comandante. Además, le ordenan que no salga de la plaza del pueblo que se tranquilizara, que igual estaba vigilada.

El sábado, 21 de mayo

Al mediodía del sábado, se acercó un joven en una moto y le ordenó que subiera todo el equipaje, que le iban a devolver sus pertenencia y que ella tenía que seguir a Cúcuta, capital del norte de Santander. Tras cambiar varias veces de moto y tras una hora de recorrido, llegaron a la vereda de Buenos Aires, la cual queda sobre el río Catatumbo.

El joven le afirmó a Salud que a las 15.00 horas se verían con el comandante, que se iba a quedar unos días con ellos, que ya le traían ropa y le preguntaron además, la talla de sus botas. Ellas sin duda protestó, y expresó que, nunca debió confiar en ellos. El joven la entrega a dos guerrilleros armados y toman su rumbo por el bosque.

En la noche, la trasladaron a una choza con una cama. En ese momento 8 guerrilleros vigilan la choza. “Marcos” el cual, según él, conoce el trabajo de Salud, le habló unos cuantos minutos sobre la revolución, las multinacionales gringas y otras cosas más. Le afirman que la entregaran mediante un protocolo con el Comité Internacional de la Cruz Roja.

El domingo, 22 de mayo

Por la mañana, la llevan a una casa de labriegos. Al caer el atardecer, parten hacia el río, en ese momento la periodista pregunta si la van a asesinar, ellos afirman que no; que la entregarán como un acto de humanidad mediante la Cruz Roja. La periodista queda en manos de 4 guerrilleros muy armados. Abordan una lancha y atraviesan el Catatumbo en una hora y llegan a una casa abandonada.

El lunes, 23 de mayo

En las horas de la tarde, se escuchan helicópteros, lo cual inquieta a los guerrilleros y obliga a todos a esconderse. Después parten un nuevo camino, tras difíciles recorridos y muchos abismos, para llegar a una casa solitaria, en esa pasan la noche.

El martes, 24 de mayo

A las 4 de la mañana suena el despertador y todos los guerrilleros se preparan para seguir su marcha. Después de varios minutos llegan a otro rancho. El fin de ese lugar era entregarla a una comisión, pero nadie aparecía. Salud manifestó que hablo con un joven de 16, todavía con cara de niño. Él le contó que había entrado desde muy pequeño porque su mamá y su tía habían sido guerrilleras, Salud explicó que el niño dijo que «si viene la plaga [Ejército] nos damos plomo», con nervios, apretando su AK 47. Aunque el niño admite que no sabe nada de guerra, está dispuesto a combatir contra muchos militares. En el lugar también había un joven de 20 años y unos de 17 años.

Al caer la noche, llegan al lugar tres subversivos montando sus mulas, los 4 guardianes, los cuales estaban muy asustados, sienten alivio y en cuestión de segundos desaparecen. Después de cruzar montañas, guiados por los animales, se introducen en la selva hasta que dan con otro grupo de guerrilleros, ellos han preparado hamacas y refugios bajo los árboles , en uno de esos duerme Salud Hernández.

El miércoles, 25 de mayo

A las 3:30 recogen el campamento y dejan a Salud con 3 guardias, salud observa que los guerrilleros van y vienen, pero ninguno quiere hablar con ella. Al final de la tarde, salen cuatro, cruzan un río y siguen hasta encontrase con tres motos, después transcurre un largo camino cambiando de motos a camionetas todoterreno y con platón. Arriban en una casa de campesinos, en esa casa había un televisor, en el cual Salud vio en las noticias que habían secuestrado a dos colegas más y además se informó de todas la erróneas versiones de lo que le había pasado.

El jueves, 26 de mayo

Después de hacer sus necesidades en la selva, con el acompañamiento de dos guerrilleros, Salud Hernández camina con los uniformados por el lado de un gran laboratorio de coca, la periodista dialogó, un rato, con una de las guerrilleras, la cual le dice que ingresó hace cinco porque los ricos lo quieren todo para ellos y el ELN lucha por los pobres y que además no cree que entreguen las armas porque el gobierno nunca cumple.

El viernes, 27 de mayo

A las 10.00 horas, de nuevo los guerrilleros parten y caminan por el monte, después, se montan en una camioneta, de nuevo aparece el comandante José Luis y le afirma que será entregada a una comisión de la Iglesia Católica, además, le reiteró que no se preocupara por los otros periodistas secuestrados que ellos también iban a ser entregados.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments