La FAO promueve los censos agrícolas

Turquía.- La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) instó este jueves para que se realicen censos agrícolas con el objetivo de mejorar la información del sector a los once países de Europa y Asia Central que aun no han realizado ninguna acción de este tipo antes.

El especialista en estadísticas de la FAO Giorgi Kvinikadge, manifestó que 42 de los 53 países que conforman la región, los cuales se encuentran debatiendo las políticas agrícolas en Antalya (Turquía), no han elaborado este tipo de censos en los últimos diez años.

“Andorra, Bielorrusia, Bosnia-Herzegovina, Mónaco, San Marino, Turkmenistán, Ucrania y Uzbekistán nunca los han llevado a cabo, mientras que Israel, Kirguistán y Turquía no los tienen actualizados”, expresó el Kvinikadge.

Entre los años 2006 y 2015 un total de 135 países realizaron estos censos agrícolas en el mundo y, ahora que en 2016 ha comenzado una nueva ronda que estará prevista para la próxima década, la FAO se encuentra en un proceso para que esa cifra aumente.

Kvinikadge también explicó que “Se necesita hacer censos donde no los hay. La Unión Europea (UE) tiene una regulación obligatoria al respecto y en todo el mundo cada vez más países los están poniendo en marcha”.

Por su parte la agencia de la ONU se encuentra organizando diversos talleres y ofreciendo asistencia técnica en las distintas regiones del planeta para que elaboren los censos siguiendo las directrices que han sido planteadas por los mismos.

El experto igualmente agregó que la FAO está ayudando a los países en desarrollo a reunir fondos que utilizaran para financiar dichos proyectos y también a diseñar los cuestionarios de acuerdo a una determinada metodología.

Los censos son útiles porque dan una imagen de la estructura de la agricultura, lo que no es posible con otras encuestas“, aseguró Kvinikadge.

Con estos censos es posible conocer a fondo el tamaño de las fincas que se sitúen en un país, el empleo y la demografía rurales, los cultivos sembrados y el uso de las tierras, de maquinaria y fertilizantes, entre otros asuntos que son fundamentales para la agricultura.

Para esta nueva etapa la FAO ha introducido diversos aspectos a los de los últimos años, como las emisiones de gases de efecto invernadero y la pesca de manera integrada, al tiempo que se ha retocado la forma de medir la sostenibilidad de las prácticas agrícolas y las cuestiones de género.

El especialista de esta organización reconoció que las nuevas tecnologías (como las tabletas, el GPS o los teléfonos móviles) han hecho importantes avances y facilitado la recogida y la calidad de los datos.

La información que es recogida, según la FAO, es “crucial” para que los gobiernos de cada país implementen políticas que se encarguen de majorar el desarrollo agrícola, el acceso a los recursos y la seguridad alimentaria, y reduzcan los impactos ambientales del sector primario.

Gerardo Romero

Gerardo Romero

Venezolano | Periodista |Estudiante de comunicación social de la Universidad Católica Santa Rosa
Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email