La Haya declara nulo juicio contra vicepresidente de Kenia

93

La Haya.- La Corte Penal Internacional (CPI) ha declarado como nulo el proceso contra el vicepresidente de Kenia, William Ruto, quien se encontraba acusado de crímenes de guerra y contra la humanidad por la violencia que se desató en su país luego de las elecciones del año 2007.

Las persecuciones y asesinatos hacia los civiles causaron más de un millar de muertos y aproximadamente unos 600.000 desplazados. La nulidad de este caso ha sido provocada “por los obstáculos afrontados por los testigos y la inadmisible intromisión política en el caso”, según declararon los jueces.

“Las declaraciones de los testigos, previamente grabadas, no permiten que haya un careo posterior con los acusados, que no tendrían así un juicio justo”, manifestó el presidente de la sala, Piotr Hofmanski. También han sido descartadas las alegaciones realizadas contra el locutor de una radio local, Joshua Arab Sang, quien presuntamente aprovechó su cargo para incitar a la violencia.

En el año 2014, la CPI ya renunció a juzgar al presidente, Uhuru Kenyatta, de la etnia kikuyu, por su presunta responsabilidad indirecta en el asesinato, deportación, violación y persecución de unas 1.300 personas de otros grupos en el mismo conflicto. También se encontraba acusado de haber creado un grupo guerrillero llamado el escuadrón Mungiki, que mató a los cientos de civiles.

La fiscalía de ese país ha denunciado desde el principio las amenazas y sobornos padecidos por los testigos del caso, además del poder ejercido por ambos políticos sobre las instancias judiciales keniatas.

Rutto y Kenyatta fueron fuertes rivales políticos durante las elecciones de 2007, donde se habían acusado mutuamente de persecución étnica de la población. Sin eembargo, en el 2013 formaron la coalición Jubilee, ganando los comicios de ese año y llevando a Kenyatta a la presidencia.

La fiscal jefe de la Corte, Fatou Bensouda, que los acusó de dichos crímenes, denunció fuertes presiones políticas contra su departamento desde Nairobi. Recordando que solo había abierto el caso después de que Kenia hiciera dejación de sus obligaciones.

Ante la perspectiva del vacío de poder, con su presidente y vicepresidente ante la CPI, Kenia decidió abandonarla. Hasta la fecha, nadie ha sido condenado por la violencia desatada hace nueve años en el país.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *