La hora de trabajo en España es 30% más barata que en el resto de la zona euro

73

El valor monetario del trabajo en España es, sorprendentemente, mucho menor al promedio de los demás países de la zona euro.

Equivale a un 30% menos a pesar de que el año pasado se incrementó un 0,5%, según los datos publicados por la Eurostat (Oficina de Estadística de la Unión Europea).

El costo de una mano de obra en el país ibérico se ubicó en 2017 en 21,2 euros. Representa 9,1 euros menos que la media de los países de la Eurozona y 5,6 euros menos que la media del conjunto de la Unión Europea.

En la zona euro también se incrementó la hora laboral. Ese costo suma los salarios y las contribuciones sociales de las empresas.

Curiosamente, España quedó por detrás del conjunto de la UE en ese renglón. La diferencia es de 1,9%.

Para la realización de esta estadística, Eurostat analiza los costes laborales en empresas de 10 y más trabajadores y excluye tanto al sector agrícola como a la Administración pública, explicó el diario El País.

El trabajo en Europa

Según la Eurostat, los países con mayor coste por hora de trabajo son Dinamarca con 42,5 euros, Bélgica (39,6 euros), Luxemburgo (37,6 euros) y Suecia (36,6 euros).

Por su parte, España se sitúa en la décima posición entre los 19 países de la Eurozona que presentan mayores costes laborales. Esto significa que no es tan cara la inversión que las empresas españoles deben hacer en sufragar los gastos de sus nóminas de empleados.

Del otro lado de la balanza se sitúan Bulgaria, con un coste de apenas 4,9 euros por hora de trabajo, Rumanía (6,3 euros), Lituania (ocho euros) y Letonia (9,1 euros).

Si se analiza por sectores, la industria es el sector que tiene el coste más elevado de actividad laboral en España. Se tasa en unos 23,2 euros.

En el sector de la construcción y los servicios, la hora de trabajo vale 20 euros.

En lo que respecta a la Eurozona se repite el mismo esquema, aunque el coste es superior en los tres sectores: 33,3 euros por hora en el caso de la industria, 26,7, en el del ladrillo y 29,3, en los servicios, precisa la Eurostat.