jueves, diciembre 2, 2021
InicioInternacionalesLa larga pelea de Trump con los medios de prensa

La larga pelea de Trump con los medios de prensa

Washington.- Desde el inicio de su campaña, hace un año, las relaciones del magante Donald Trump con los medios de comunicación han sido difíciles, pero la tensión aumentó esta semana tras la decisión del virtual candidato republicano de excluir al diario The Washington Post de sus mitines.

Trump separó de su campaña a una decena de medios nacionales, una tendencia que ha sido bastante “inquietante” según los grupos de prensa, revelando su desprecio por la libertad de expresión protegida por la primera enmienda de la Constitución.

El virtual candidato calificó a los medios que le disgustan de empresas «deficientes» y «podridas».

Durante los mitines que realizó en las elecciones primarias, se encargó de atacar a diversos periodistas, acusándoles de ser «deshonestos» y «basura». Algunos fueron amenazados por los seguidores de Trump y otros inclusive maltratados por sus servicios de seguridad o sus equipos.

El multimillonario no dudó en cancelar las acreditaciones de prensa a los que, según él, se pasaron de la raya. «Si las personas no cubren mi campaña de forma aceptable, o si inventan cosas, no veo por qué deben ser admitidos» en los actos, declaró Trump al diario The New York Times.

A pesar de estas declaraciones del candidato a la Casa Blanca, los medios de comunicación y en particular las cadenas de noticias, habían sido acusados de haber contribuido al ascenso del candidato dedicándole un tiempo desmedido.

Según un análisis realizado por Mediaquant en The New York Times, a finales de febrero, la cobertura gratuita de toda la prensa sobre la campaña de representa el equivalente a 1.900 millones de dólares; más del doble que posee Hillary Clinton, que tiene el segundo lugar.

El disgusto de Trump con The Washington Post fue motivado al parecer por un artículo publicado por el diario capitalino que reportaba las acusaciones de Trump a Obama por su pobre liderazgo a la hora de combatir el extremismo islamista, luego de la masacre ocurrida en Orlando, Florida, perpetrada por un presunto atacante de este grupo terrorista.

Pero la represalia de que fue objeto ese diario es la última de una larga serie de medidas vengativas del candidato a la Casa Blanca, que provocan incredulidad e inquietud.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments