La mezquita Al Nuri fue destruida por el Estado Islámico en Mosul

53

Mosul-. El Estado Islámico destruyó este jueves la mezquita Al Nuri, donde el líder de ese grupo terrorista Abu Bakr al Bagdadi, proclamó el califato el 29 de junio del año 2014, localizada en el oeste de la ciudad de Mosul, al norte de Iraq, cuando las fuerzas iraquíes se encontraban a decenas de metros de distancia. 

Los combatientes del Estado Islámico colocaron explosivos en el templo, del sigo XII, en su huida, explicaron portavoces de las Fuerzas Armadas en un comunicado.

La mezquita de Al Nuri, construida en 1172 por el gobernante Nur al Din, perteneciente a la dinastía de los zanguíes, era el mayo símbolo de la ciudad de Mosul. Era conocida en Iraq y en los países vecinos por el minarete, de unos 45 metros de altura y de forma cilíndrica, con un inclinación de varios grados, parecida a la torre de Pisa, construido en ladrillo con motivos geométricos.

Resultado de imagen para mezquita al nuri

La Unesco firmó en el 2012 un pacto con las autoridades iraquíes para restaurar el minarete y así evitar el peligro de derrumbe, aunque el proyecto fue abandonado dos años después cuando el Estado Islámico conquistó la ciudad.

La mezquita fue desmontada y restaurada en 1942, dentro de un proyecto de restauración del Ministerio de Antigüedades, pero el minarete se mantuvo intacto, pese a su inclinación, de la que se tiene noticia desde el siglo XIV, de acuerdo a registros citados por la Organización de Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Según el comandante iraquí Al Ardi, sus hombres irrumpieron en varios callejones del barrio de Al Faruq, el cual se emplaza en el casco antiguo de la ciudad -el última espacio que queda por liberar de Mosul– y recuperaron el control de más de la mitad de su calle homónima, la cual comienza en el eje noroeste de esta vetusta área.

El comandante alegó que han recuperado la iglesia Al Seaa, considerada como una de las más antiguas de la zona.

El jefe de seguridad de la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, Mohamed al Bayati, expresó a la cadena de noticias Efe que las defensas del Estado Islámico “ha colapsado” durante los combates en el cuarto día de la fase de la ofensiva.