La soja se volverá un negocio atractivo en Uruguay

129

Uruguay.- Las dos últimas zafras del ciclo de verano estuvieron complicadas para los agricultores de Uruguay y esto se debe a las vinculaciones de precios y por la situación climática. No obstante, este año el paisaje parece haberse transformado. Las malas consecuencias productivas y financieras de las campañas 201-15 y 2015-16 forzaron a ajustar los costos productivos y a ser más vigorosos, y eso se consiguió.

Según reseña el diario El Observador de Uruguay, se conjetura que el presente año el clima se tornará favorable para el desarrollo de los cultivos, con al menos una lluvia semanal, enalteciendo su potencial de rendimiento. Por otro lado, los costos internacionales de la soja se han acentuado de forma significativa debido a las inundaciones en Argentina, que conseguirían generar trascendentales pérdidas productivas que podrían irradiarse a un menor stock mundial de la oleaginosa.

El incremento de los costos se podría esperar por una posible escasez de precipitaciones, debido a que se pronosticaba un año del fenómeno La Niña, que ordinariamente ocurre escoltado con lluvias por debajo del promedio histórico. No obstante, aconteció todo lo contrario, las lluvias fueron muy tradicionales o habituales y demasiado abundantes en ciertas provincias argentinas lo que condujo a un impacto negativo de la producción.

En el mercado local uruguayo el precio de la tonelada superó los US$ 380 durante los últimos días, y varios productores resolvieron comprometer parte de la futura recolección para capturar esas cotizaciones.

“Venimos con una vinculación insumo-producto que aparece mejorando mes a mes, a medida que va avanzando la zafra, sobre todo en soja, que rsulta el cultivo que se encuentra moviendo la economía agropecuaria. Iniciamos con precios en US$ 350 y US$ 360 por tonelada en el instante de la siembra, y a medida que iba desarrollando esas cifras mejoraban”, señaló a El Observador el gerente comercial de Erro, German Bremermann.

El empresario afirmó que este incremento de precios aprobó que los productores vendieran parte de su ordenación de producción, las cuales, a los costos de siembra consienten un equilibrio mucho más bajo que los dos últimos períodos.

Consideró que existe una expectativa de rentabilidad más atrayente, aunque no hay que dejar de lado que los cultivos más jóvenes recientemente se encuentran entrando en el período crítico.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *