La UE abrió una investigación sobre la subasta andaluza de fármacos

167

Toda la subasta de medicamentos, el sistema por el que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) adjudica a laboratorios el suministro de los fármacos que financia, quedó bajo la lupa de la Unión Europa (UE).

En este sentido, la Comisión Europea investigará las conocidas subastas de medicamentos después que la Asociación de Farmacéuticos de Andalucía (Afaran) haya llevado hasta Bruselas el polémico procedimiento mediante una solicitud remitida, y admitida, ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo.

De esta manera se lo ha comunicado oficialmente a Afaran la presidenta de la Comisión de Peticiones, Cecilia Wikström, en una carta a la que ha tenido acceso EL MUNDO de Andalucía y en la que explica que la petición de investigación ha sido admitida a trámite al tratarse de «un asunto que incide en el ámbito de actividades de la Unión Europea» de conformidad con el Reglamento del Parlamento Europeo.

Investigación por parte de Comisión Europea

Por su parte, la Comisión Europea llevará ahora a cabo una investigación preliminar sobre la base de la información que ha remitido Afaran a Bruselas y que posteriormente proseguirá el órgano parlamentario que, además, ha remitido el asunto a la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria de la Eurocámara.

Se dio a conocer que la asociación de farmacéuticos mantuvo que el sistema de subastas de medicamentos es una fuente de problemas y está plagado de irregularidades. Según Afaran, el sistema repercute negativamente en los pacientes al proporcionarles fármacos de baja calidad, a lo que se une los problemas de desabastecimiento frecuentes.

Las diferentes subastas, por las que el el gobierno de Susana Díaz dice ahorrar millones de euros, han sido cuestionadas casi desde su puesta en marcha. Hasta el punto de que fueron recurridas ante el Tribunal Constitucional y el Defensor del Pueblo Español abrió una investigación que se ha cerrado muy recientemente.

Justamente el TC declaró ajustado a derecho el sistema de subastas, pero el mecanismo del que presume la Junta no convence al Defensor del Pueblo Español, que sostiene que rompe el principio de igualdad y deja a los andaluces en inferioridad de condiciones con respecto al resto del país.