La UE votó por detener deforestación

La UE votó por detener deforestación

Recientemente se procedió a votar un informe en el Parlamento Europeo, en el que se le pedía a la UE, que dejase de financiar y de contribuir de ninguna forma, a la deforestación impulsada por la expansión agrícola del aceite de palma.

Luego de realizar un análisis de los datos y reclamaciones se procedió a la votación del Parlamento Europeo, con el resultado de: 640 votos a favor, 18 en contra y 28 abstenciones. El informe parlamentario incluye una serie de conclusiones y medidas a aplicar, con el fin de acabar con la deforestación por el aceite de palma.

Se lograron identificar todos los factores que impulsan la deforestación, se resalta el papel crucial de los bosques para la mitigación del Cambio Climático y el desarrollo sostenible y se ratifican los compromisos asumidos por la UE para adoptar medidas para preservar y restaurar los bosques.

Se analizaron la magnitud de los impactos sobre el Medio Ambiente y la sociedad local, resultantes de la producción de aceite de palma y se ha cuantificado la responsabilidad particular que le compete a la UE.

Razón por la cual, se reconoció que la autorregulación de la industria no es suficiente para detener la deforestación y se señaló la realidad de que estándares y niveles de aplicación de los principales esquemas de certificación para el aceite de palma sostenible resultan débiles e insuficientes.

Por su parte el Parlamento Europeo reconoció que es posible producir aceite de palma de una manera sostenible, siempre que ello se realice con enfoque de Acciones de Alto Carbono y las normas desarrolladas por el Grupo de Innovación de Aceite de Palma.

El Parlamento solicitó a la Comisión Europea que elabore un plan de acción sobre la deforestación, que incluya medidas reglamentarias concretas para que las cadenas de suministro de la UE y las transacciones financieras se desvinculen del aceite de palma producido en zonas deforestadas.

De manera específica se solicitó a la Comisión Europea y a los Estados miembros de la UE que presten apoyo a los países en desarrollo, para que apliquen prácticas de producción sostenibles que respeten el Medio Ambiente, sean socialmente responsables y garanticen los derechos y los medios de vida de los pueblos indígenas y las comunidades locales.

Yasmary Troconis

Yasmary Troconis

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email