Languidece el cese del fuego en Siria

102

Siria.- En medio de un fallido intento de pacificación, EE.UU. dice haber bombardeado “por error” a fuerzas militares sirias, pensando que formaban parte de ISIS. Desde Rusia afirman que hubo 60 muertos. 31 civiles según SOHR.

En todo el territorio sirio se incrementan potencialmente los enfrentamientos entre las fuerzas leales al presidente Bashar Al-Asaad y las fuerzas rebeldes. Esto se da en medio de una tregua acordada en negociaciones entre EE.UU. y Rusia, la semana pasada.

 El cese del fuego, pensado como un paso adelante en los esfuerzos por terminar con la guerra civil Siria, comenzó el lunes y cerrará hoy a la medianoche. En principio si se llegara a final de semana con resultados positivos, EE.UU y Rusia retomarían las negociaciones para actuar en conjunto contra el Estado Islámico (EI/ISIS).

[pullquote]El derramamiento de sangre de los civiles está prohibido en cualquier contexto y debe ser preservada su vida ante cualquier pretexto. (SOHR, traducción propia)[/pullquote]

A simple vista, los resultados son lamentables, ya que a pesar de que en un comienzo, hubo una clara disminución de los enfrentamientos, la semana de paz termina con una situación de intensa violencia, que viola por completo lo acordado.

Más allá de las cifras (que para los fetichistas del número, sobrepasan los 200 muertos, entre militares, rebeldes y por supuesto civiles) la semana termina con un horizonte distorsionado y encaminado hacia la continuación del conflicto.

No solo se ha hecho imposible el reparto de la ayuda humanitaria que pretendía la ONU, con convoyes preparados en la frontera turco-siria, con el objetivo de ayudar a los ciudadanos de la norteña Alepo; sino que por el contrario, fuimos testigos de cómo los mismo que llegaron al acuerdo de paz lo han quebrado.

En las últimas horas la coalición constituida y financiada por países como EE.UU, Francia, Inglaterra y Turquía, que se formó para combatir principalmente al ISIS, ha asumido la responsabilidad por un bombardeo aéreo en la zona de Deir Al-Zur. Este ataque se suponía dirigido a fuerzas del grupo yihadista Estado Islámico (EI/ISIS), pero por un, ya asumido, error el bombardeo se realizó sobre fuerzas de ejército sirio, que responde al gobierno. El hecho se oscurece aún más dado que, según informa el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (SOHR, por sus siglas en ingles), el bombardeo acabó con la vida de al menos 31 civiles.

En este sentido la misma organización lanzó un comunicado en el que reiteran sus advertencias con respecto a la falencia implícita en este tipo de tratados, ya que no contemplan un resguardo para los habitantes de zonas tomadas por los extremistas (EI). “Hemos advertido anteriormente al respecto de los hijos de Siria muertos por estar fuera de las áreas donde reina la tregua, sobre todo aquellas áreas controladas por EI, donde aviones de guerra apuntan a civiles, como si fuese aceptable matar al pueblo sirio por vivir, o más bien, estar obligados a vivir allí” y continua “El derramamiento de sangre de los civiles está prohibida en cualquier contexto y debe ser preservada su vida ante cualquier pretexto. En este sentido, llamamos a las fuerzas involucradas y a la comunidad internacional a parar el derramamiento de sangre de esta gente”(SOHR, traducción propia)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *