¿Las reservas ya no son un problema en Argentina?

78

Argentina.- Desde el 10 de diciembre de 2015 las reservas internacionales del BCRA han mantenido un ritmo de salida y entrada inusitado. Las diferentes modificaciones al volumen de compra de divisas por persona física y jurídica que se han aplicado en pocos meses explica tal situación.

Mientras las autoridades de la anterior gestión ejercían un férreo control de la salida de divisas para atesoramiento nacional, extranjero, o importaciones,  las actuales cambiaron de carril en la autopista financiera y ya estamos en un sistema completamente desregulado. De los 2.000 dólares mensuales permitidos durante los últimos años pasamos a 2 millones en los primeros días del nuevo gobierno, luego a 5 millones por mes, y ahora ya no tenemos restricción alguna. Todos los millones que queramos cuantas veces los queramos.

[pullquote]El 10 de diciembre pasado las reservas llegaban a 24.862 millones de dólares, este 31 de agosto de 2016 alcanzaban los 31.150 millones.[/pullquote]

¿Es esto una buena noticia? No necesariamente. Para hacer un análisis riguroso sería menester conocer en detalle todos los ingresos vía préstamos, colocaciones de deuda, liquidación de exportaciones, ingresos por préstamos provinciales y/o municipales, inversiones extranjeras, repatriación de activos, etc, etc. De esta manera sabríamos claramente cuantas divisas se venden para atesoramiento contrastándolas contra el saldo publicado.

Hoy en día el sitio del BCRA ya no proporciona claramente los informes de entradas y salidas de divisas, sólo publica el saldo total de reservas sin el detalle que solía informar tan sólo hace unos meses atrás. Vale como ejemplo entonces que si hoy las reservas estarían en 32.000 millones y mañana en 32.100 no necesariamente implicaría que ingresaron 100 millones por liquidaciones de productores de soja u otros, también podría ser que hayan ingresado 650 millones por la colocación de deuda de la provincia de Bs.As. y que hayan salido 550 millones para atesoramiento o fuga.

Es una verdadera lástima que no sea fácil ni directo ubicar esta información tan sensible de la economía, que el volúmen de reservas suba no es necesariamente una buena noticia ni un motivo para no preocuparse. Recordemos que también pueden subir indiscriminadamente tomando deuda y que como siempre ha ocurrido en nuestro país esa cifra coincide “mágicamente” con la fuga de capitales. Los intereses de esa deuda los pagamos todos los habitantes cuando no somos todos quienes lo guardamos.

Complicar el acceso a esos datos genera más dudas que certezas en el cuidado de nuestro dinero colectivo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *