lunes, diciembre 6, 2021
InicioEntretenimientoLas sensaciones de buscar a Dory

Las sensaciones de buscar a Dory

Primero fue Nemo, el pez payaso. Ahora es Dory, una pececita cirujano que se pierde y lleva a atravesar el océano para encontrarla. ¿Cómo lo vive el público?

13 años después Disney y Pixar deciden perder y encontrar a Dory, como ya lo habían hecho en el 2003 con Buscando a Nemo, aunque esta vez es diferente. El hábitat de la pececita, aunque parece ser un océano, no lo es y esta vez el recorrido que hace muestra muchas más especies marinas que las que se ven en la película anterior.

[pullquote]Perdida desde muy chiquita, su único objetivo es encontrar a sus padres, aunque no los recuerda y en el camino le pide ayuda a todo animal que se le cruza.[/pullquote]

Pero lo increíble de este film no es la trama, como pasó con Nemo, aunque el  objetivo es el mismo, sino que lo que llama la atención en las salas es el público. Si bien es una película para chicos, mucha gente grande y adolescentes fueron a verla. Claro que cuando la antecesora a este film se estrenó muchos de ellos eran niños y hoy quieren ver que había sido de la vida de Dory.

Aunque la película es nueva, en todo momento hace referencia a la anterior de Nemo, incluso en los personajes, que si bien son nuevos excepto el pez payaso y su papá, en algún momento el espectador logra hilarlos con la precuela (si se quiere decir de alguna manera) de este film. Además no faltaron escenas vistas antes como el profesor raya y su escuelita y el nuevo y genial amigo que se consigue la pececita al final de la película: un pulpo que no quiere dejar el cautiverio y se convierte en su aliado para encontrar a sus padres.

Esta nueva entrega de Disney y Pixar logra, como en la mayoría de sus producciones, que el espectador se haga eco de lo que le pasa al personaje y sufra o disfrute al mismo tiempo. Una vez más el público saldrá de la sala con una sonrisa y después de haber visto una película que recordará por mucho tiempo, como pasó con Nemo, que 13 años después sigue en la mente de los niños de antes que hoy son adolescentes.

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments