Laurencio Adot reveló la experiencia vivida tras sufrir un ACV

213

El diseñador Laurencio Adot rompió el silencio y reveló la fuerte experiencia que atravesó tras padecer un accidente cerebro vascular en el año 2018.

Adot aseguró que esta experiencia le cambió la vida y considera que renació de nuevo: “Estuve tres días muerto”.

Tales declaraciones las rindió durante una invitación a la mesa de Mirtha Legrand donde hizo un paseo por lo que conllevó el proceso de recuperación.

Han pasado 8 meses desde que especialistas le dieron el alta a Laurencio Adot quien prácticamente se debatió entre la vida y la muerte producto de un ACV hemorrágico.

Manifestó que vivió una experiencia espiritual que le tocó  profundamente mientras estuvo inconsciente.

“Tuve una situación espiritual porque, sea durmiendo o no, sucedió porque fui arriba y vi una luz, no voy a decir que vi una luz blanca, pero vi una luz de un cierto color naranja. Y de repente vino alguien a buscarme y me dijo ‘no es tu momento’. Era mi mamá. Y empezó a hacerme reiki”.

Sobre lo vivido en los días críticos de su condición, resaltó que ha conocido personas que han atravesado situaciones similares, tal y como se lo detalló Teresa Calandra: “A mi me vino a buscar mi ex marido”.

“Fue lo más fuerte que me pasó en la vida porque es un momento de tanta paz no me quería ir. Lo hablé con amigos y amigas y me decían ‘lo que vos me contás es así’.

El experto que se considera a su mismo como un adicto a la moda, aprovechó la ocasión concedida en la mesa de Mirtha Legrand, en donde extendió su agradecimiento al personal médico y de enfermería que se encargó de brindar una óptima atención y que fueron clave en su proceso de recuperación.

Así mismo hizo un llamado a la conciencia a todas aquellas personas que sufren de estrés y quienes son los candidatos a un accidente cerebro vascular, por ello instó a establecer controles y conductas saludables para minimizar los efectos en el organismo.

“Tenía un estilo de vida de mucha exigencia, por eso tuve un ACV. Tuvo que ver con el estrés y los nervios. Hay que cuidarse porque uno de cada tres argentinos sufre un ACV. Tengo que agradecer a los médicos del Sanatorio los Arcos porque gracias a ellos estoy acá”. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *