Lesbiana que era víctima de violencia doméstica recibió protección en Perú

232

El caso de violencia doméstica denunciado por Antonella Rabanal Roca, una muchacha de 19 años fue atendido Cuando su historia se dio a conocer, en 2016, gracias al Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (PROMSEX) muchos quedaron sorprendidos.

Antonella era maltratada por su padrastro y su madre en su propia casa debido a su orientación sexual. Cuando la figura masculina se enteró de la denuncia en su contra por violencia física y psicológica, el terror se incrementó y ella se vio forzada a abandonar el hogar. Empujones, patadas e insultos es lo que recibía la joven de 19 años a diario, mientras que su madre era cómplice de todo, relató Promsex. La madre, miembro del Movimiento Misionero Mundial -una de las iglesias evangélicas que promueve los discursos y prácticas discriminatorias contras las personas LGBT- aceptó los abusos, según lo que denunció la Promsex.

antonella

La jueza Silvia Salazar Mendoza, perteneciente al 2° Juzgado Civil de Puente Piedra, luego de atender los hechos denunciados y examinar lo expuesto en los artículos 8, 13 y 16 de la Ley N° 30.364, que previene, sanciona y erradica la violencia contra las mujeres y los integrantes del grupo familiar, decidió otorgar las siguiente medidas de protección a favor de Antonella Rabanal:

  1. Su padrastro y madre no deberán perturbar la tranquilidad de su ambiente familiar.
  2. Deberá cesar todo acto que implique maltrato físico.
  3. Deberá cesar todo acto que implique maltrato psicológico.
  4. No podrán acercarse a más de 200 metros de donde a joven se encuentre.

“En caso de incumplirse alguna de las medidas establecidas de protección, por parte de su madre y padrastro, el juzgado apuntó que se procederá a denunciarlos por la comisión del delito de Desobediencia y Resistencia a la Autoridad, que está prescrito en el artículo 368 del Código Penal”, relató Promsex

Asimismo, la organización indicó que “creemos que todo acto de maltrato contra las personas LGBTI, sean quienes sean los agresores, debe ser denunciado. Al igual que las víctimas deben recibir protección oportuna del Estado, a fin de evitar que sus derechos continúen siendo violados. Esperamos que en las próximas semanas la jueza del 2° Juzgado Civil dicte sentencia a favor de Antonella, sancione a sus agresores y marque un hito en la garantía del derecho a una vida libre de maltratos para las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales al interior de sus familias”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *