Ley Justina: Todos los argentinos serán donantes de órganos

26

El Congreso argentino aprobó por unanimidad el proyecto de Ley Justina. Esta Ley busca simplificar la donación de órganos, marcando un antes y un después en cuanto al tema.

En una sesión emotiva en la Cámara de Diputados, el proyecto se convirtió en ley por unanimidad al obtener 202 votos a favor, sin abstenciones. El proyecto del senador Juan Carlos Marino, había sido aprobado en el Senado por unanimidad el 30 de mayo, así que no necesitó discusión.

La niña Justina Lo Cane falleció el 22 de noviembre de 2017 necesitando un trasplante de corazón.

La norma conocida como Ley Justina debe su nombre a Justina Lo Cane, una niña de 12 años que murió el 22 de noviembre de 2017 mientras esperaba un trasplante de corazón.

Tal como ocurrió en el Senado, los padres de Justina, Ezequiel y Paola, sus hermanos y abuelos, se dieron cita en el recinto, junto al senador Marino, con profunda emoción.

Familiares de Justina Lo Cane celebraron con gran emoción la aprobación del proyecto.

Por su parte, el diputado Juan Pablo Kosiner, cuyo hijo murió en 2011 mientras estaba en lista de espera para un trasplante, también celebró la aprobación.

Lea también En Argentina manifestaron rechazo al anteproyecto de Ley de procesos colectivos

Ley Justina

La nueva Ley regula las actividades vinculadas a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células de origen humano en Argentina.

“Con esta Ley serán donantes todas las personas mayores de edad. Los que no quieren ser donantes, podrán dejarlo expreso. Esta Ley producirá un cambio de paradigma, ya que podremos evitar una muerte por no recibir un órgano, un tejido o una célula”, explicó la diputada Gabriela Burgos, al frente de la comisión de Legislación Penal de Diputados.

De igual modo, prevé que los establecimientos de salud habilitados para hacer trasplantes cuenten con servicios destinados a la donación, permitiendo detectar, evaluar y tratar al donante.

La norma elimina la necesidad del consentimiento familiar en caso de que el fallecido no hubiera expresado en vida su voluntad de ser o no donante de órganos.

“¿Por qué es importante? Porque nadie tendrá derecho a interferir en la voluntad de ser donante, ni siquiera el familiar más cercano”, dijo durante el debate el diputado Juan Pablo Kosiner.

Actualmente, el 40% de las donaciones se pierden por oposición familiar. Si bien ese aspecto se terminará de definir en la reglamentación, el objetivo es reducir esa cifra. Es evidente que si será necesario el aval de los padres en caso de que el posible donante sea un menor de edad.



Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.


One thought on “Ley Justina: Todos los argentinos serán donantes de órganos

    Comments are closed.