Limp Bizkit vibró en Buenos Aires

194

Los norteamericanos celebraron sus 20 años de carrera anoche en el Luna Park.

La banda de nu metal liderada por Fred Durst Limp Bizkit se presentó en el estadio Luna Park, en el barrio porteño de San Nicolás. Esta vez los estadounidenses  vinieron en el marco de la gira South American Tour 2016, al evento asistieron cerca de 6 mil personas. La banda nacional Insobrio fue la encargada de entretener al público que ansiosos esperaban que subiera al escenario la banda comandada por el interprete de Nookie.

Las puertas del estadio se abrieron a las 19, poco antes de las 20 tocó Insobrio, quienes hicieron saltar a los asistentes con sus temas más conocidos. El público era en su mayoría joven, sus edades rondaban entre los 18 y 30 años que vestidos de negros saltaban al ritmo de la música. En el recinto se podía comprar una botella de agua mineral de 500 ml por 50 pesos o vasos con gaseosa por el mismo precio. 

La banda invitada terminó su show a las 21, después de eso los asistentes levantaban las manos y coreaban el nombre de la banda norteamericana. A las 21.20 las luces se apagaron, y subió al escenario el guitarrista de Limp Bizkit, Wes Borland, quien esta vez vestía un traje blanco y tenía la cara pintada como si fuera una calavera. Al verlo los fanáticos estallaron de emoción, después lo hicieron los otros integrantes.

Las luces se volvieron a encender y Fred Durst abrió el show con el tema Boiler, todos los espectadores corearon el conocida canción que pertenece al disco Chocolate Starfish and the Hotdog Flavored Water, publicado en agosto del 2000. Después siguió con Why Try, en ese momento se formó el conocido pogo en la parte más cercana al escenario. Rolling fue otro tema con el que más saltaron los concurrentes.

Durst con un español muy básico saludó al público y agradeció por lo bien que lo han recibido las veces que se ha presentado en el país. Más tarde necesitó de la ayuda de un traductor, para que pueda dirigirse a sus fanáticos. “¿Quién trabaja mañana? Hoy voy a brindar una fiesta después del show, y yo mismo llamaré a tu jefe para decirle que no pudiste ir. Esta vez a la fiesta están solamente invitadas las mujeres”, comentó el músico.

Los seguidores de la banda estaban eufóricos con cada canción que el grupo interpretaba. A su vez, Limp Bizkit hizo el cover de Killing in the Name de Rage Against the Machine. Además de Smells Like Teens Spirit, In Bloom y Heart Shaped Box de Nirvana. Después siguió con el conocino My Generation, Livin´it up, Eat you Alive. Al momento de interpretar My Way, Durst hizo subir al escenario a un joven del público, y lo invitó a tocar esa canción con ellos, después volvieron a tocar la misma canción, pero esa vez era Wes Borland quien estaba al mando de la guitarra.

Cuando siguieron con el tema Nookie, el mismo que los hizo conocidos en la región a fines de los 90, los fanáticos empezaron a saltar y empujarse, Durst los motivaba. El cantante también estaba bastante emocionado al tocar esa canción, en un momento se bajó del escenario y fue a saludar a la gente que se encontraba en el sector del campo, y cuando Durst pasó por el puesto de merchandising, tomó las remeras que estaban a la venta. Después, él mismo las repartió entre algunos de los asisten que emocionados se peleaban por poder obtener una. Asismismo, el intérprete de Break Stuff rompió el letrero del mencionado negocio. “Esto no estaba programado, no sé quien va pagar por las remeras que se llevó, ademas rompió todo, sólo espero que no sea yo quien pague por ellas, ya que cada una cuesta 250 pesos y se llevó las 15 que teníamos en el mostrador”, comentó la vendedora.

En el estadio se podía oler fácilmente mucho olor a marihuana, era tanto el aroma que Durt preguntó: ¿”Quién está fumando marihuana?”, después de eso, un seguidor de ofreció un cigarrillo de cannabis. El líder de la banda lo recibió y la olió, pero no lo fumó. “Me gusta Argentina, todos ustedes están muy locos”, destacó con alegría el cantante, y siguió con Behind Blue Eyes.

Finalmente, la banda se despidió de su público argentino con el conocido tema de la película Misión Imposible 2, Take a Look Around. Después de eso se apagaron las luces del escenario y sonó la famosa canción de los Bee Gees, Stayin Alive, y Durst se puso a bailar para sus seguidores. La gira de Limp Bizkit empezó el 20 de mayo en Santiago de Chile, y de acá se van a Brasil donde harán una presentación el 26 de éste mes y terminarán el 28 de mayo con un show en la ciudad del Lima.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *