Llegó a México la primera siria beneficiada por el Proyecto Habesha

56

México.- Samah Habulhamid es la primera fémina siria que llega a México beneficiada por el Proyecto Habesha, y deja atrás la guerra.

Habulhamid dejó su país natal en 2014 como consecuencia de la guerra, y pasado varios años, logró arribar a México en calidad de estudiante y no de refugiada. Esto fue posible gracias al Proyecto Habesha, que es una iniciativa de carácter humanitaria internacional liderada por México, la cual no busca lucro, es  neutral, apolítica y laica.

[pullquote]“Proyecto Habesha aspira traer a 30  alumnos sirios mediante donaciones a estudiar, porque ellos no son refugiados, sino estudiantes extranjeros con visa”.[/pullquote]

La organización dirige mensajes de solidaridad al pueblo de Siria y su función ha sido lograr que un grupo de estudiantes, que ahora viven en calidad de refugiados en países vecinos, vengan a México para seguir con su educación superior. En el proyecto también participan otras instituciones académicas líderes en estudios internacionales en México.

El Proyecto también busca analizar y crear conciencia sobre la crisis humanitaria que desconsuela al Medio Oriente, y todas las implicaciones que deja la guerra. Por eso, el Proyecto Habesha plantea un modelo que concibe la recepción de estudiantes sirios como una oportunidad para promover el diálogo intercultural para fomentar una cultura internacional para la paz.

Durante su viaje la estudiante relató que no pudo viajar por espacio aéreo estadounidense ni europeo, por no estar autorizada. Ella relató que lo hizo de la siguiente manera: Tomé un vuelo con destino a Beirut y Líbano, luego fui para Moscú y Rusia. Seguidamente, me trasladé a La Habana, Cuba, para aterrizar en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México a las 17:24 horas en el vuelo 452.

Para la joven Samah Habulhamid, de 26 años,  sin duda fue toda una odisea llegar a México por la ruta tan larga que debió hacer. Sin embargo, al arribar al aeropuerto mexicano fue recibida por un grupo de connacionales  que quisieron darle la bienvenida.

Universidad del Valle de México

Al reunirse con los medios de comunicación la estudiante fue cuestionada sobre las acciones que está tomando Donald Trump de prohibir el acceso a los musulmanes, y ella respondió que “no tengo nada que decir. Solo estoy agradecida y feliz por estar en México. Para mí, este es un paso importante, y es una oportunidad para los sirios para seguir estudiando”.

Habulhamid vivirá seis meses en Aguascalientes, y allí estudiará un programa especial de español. También verá clases sobre la cultura e historia mexicana en la Universidad del Valle de México.

Por su parte, Adrián Meléndez, coordinador del proyecto, explicó que “Proyecto Habesha aspira traer a 30 alumnos sirios mediante donaciones a estudiar, porque ellos no son refugiados, sino estudiantes extranjeros con visa. Al finalizar sus estudios, si ellos quisieran quedarse en México, sí deberán pedir asilo político”.



Periodista venezolana


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *