Internacionales

Llovió en el desierto de Atacama después de 500 años

Este fenómeno podría servir para comprender lo sucedido con el planeta rojo y todo lo que no sucedió

Chile.- Tras las primeras lluvias que se registraron en el desierto de Atacama, al norte de Chile, después de más de 500 años han devastado el 85% de la vida microbiana del “corazón hiperárido”, según un estudio publicado en Nature Scientific Reports.

De hecho, en el corazón de ese territorio no se registraban lluvias de esta magnitud desde hace más de 500 años, pero el cambio en las condiciones climáticas del planeta ha tenido como resultado el aniquilamiento de la forma de vida local.

El documento, dirigido por investigadores del Centro de Astrobiología del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), reconoce esta reducción en la vida microbiana en el desierto de Atacama a causa “de la repentina abundancia de agua”, de acuerdo con un comunicado del propio CSIC.

La investigación constató “una enorme devastación en las especies microbianas” que habitaban en la zona, a consecuencia del “estrés osmótico” celular provocado por la abundancia repentina de este elemento en el ambiente desértico, según explicó el científico del CSIC, Armando Azúa-Bustos.

Lea también Michelle Obama aseguró que Trump puso en riesgo a su familia

Muerte por exceso de agua en el desierto de Atacama

El incremento de precipitaciones, atribuido al cambio climático global, provocó una gran mortandad en los microorganismos autóctonos, “perfectamente acostumbrados a vivir bajo condiciones de extrema sequedad” pero sin capacidad para adaptarse a la nueva situación, añadió, por su parte, Alberto G. Fairén.

Así mismo, el científico acotó que “el rango de extinción llega al 85%“. Es que los microorganismos autóctonos, “que estaban perfectamente adaptados a vivir bajo condiciones de extrema sequedad y optimizados para la extracción de la escasa humedad de su entorno y han muerto por exceso de agua”.

El desierto de Atacama es el más seco y antiguo de la Tierra, por lo que los científicos consideran este estudio “un gran avance” para entender la microbiología de este tipo de entornos.

Además, la investigación realizada por CSIC es útil “para entender la ruta evolutiva de la hipotética microbiota temprana del planeta hiperárido Marte”, el cual experimentó “inundaciones catastróficas en épocas antiguas”, explicó Fairén.

En este sentido, el estudio del desierto de Atacama podría indicar que la recurrencia de agua líquida en Marte pudo “contribuir a la desaparición de la vida marciana, si alguna vez existió, en lugar de representar una oportunidad para el reflorecimiento de microbiotas resilientes”, concluye Fairén. 

Finalmente, recordaron que el núcleo de Atacama “ha permanecido árido durante los últimos 150 millones de años, e hiperárido durante los últimos 15 millones de años”. Es por eso que la región de Yungay se utiliza, desde 2003, como “modelo análogo para los estudios de Marte“.

Marketing Digital Experience

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close