viernes, octubre 22, 2021
InicioDeportes"Lo de Rolín era expulsión"

«Lo de Rolín era expulsión»

Sarandí.- Boca Juniors derrotó con justicia 2 a 1 a Arsenal en Sarandí con goles de Pablo Pérez y Jonathan Calleri. Luna descontó para los del Viaducto. El carismático entrenador de Arsenal, Ricardo Caruso Lombardi, dialogó con los medios luego de la derrota y dejó entrever su disconformismo para con el árbitro del partido Mauro Vigliano. Según su parecer, el defensor central uruguayo de Boca, Rolín debió ser expulsado.

El entrenador fue muy duro en sus palabras para Mauro Vigliano, por lo que dirigió sus críticas hacia su actuación durante los 90 minutos:

«No me gusta ser monigote de los rivales. Es una falta de respeto hacia nosotros. Me sentí tontín. No puede no echar a Rolín, era foul para amonestarlo y él me dijo que no era para amarilla. Me molesta que durante todo el partido no haya cobrado igual para los dos: todo fue para Boca. Que la cosa sea pareja, somos todos iguales. No porque el contrario tenga una camiseta más grande él tenga que dirigir de esa manera».

Pero si estas declaraciones fueron fuertes, el director técnico fue más allá y directamente deslizó que vio la infracción pero no quiso perjudicar al conjunto de Arruabarrena:

«Es una pena que haya dirigido de esta manera porque lo considero buen árbritro. Pero me gusta que la camiseta no tenga nada que ver con el partido. Lo de Rolín era expulsion y punto. No lo echa porque no quiere, no quiso dejar a Boca con 10. Me siento dolido porque tengo una visión de él como árbitro diferente a la que mostró hoy».

El enfrentamiento verbal de Caruso con Vigliano provino desde el interior de la cancha cuando el técnico de Arsenal -como es su costumbre- mantenía una calurosa discusión con el árbitro a los gritos de «¡Vení a echarme, vení a echarme!». Por lo que Vigliano con calma se acercó y lo expulsó. Luego de unos segundos, Caruso se retiró hacia los vestuarios para luego disparar con munición gruesa contra el árbitro.

Ricardo Caruso Lombardi deberá encontrarle el rumbo a su equipo que viene de una muy mala racha de 4 derrotas en los últimos 5 partidos y con solo 14 puntos en 20 fechas, hace peligrar su estadía en la Primera División. Pero si hay algo de lo que sabe Caruso es de hacer milagros…

Artículo anteriorBoca sigue prendido
Artículo siguiente«Me tenían que echar a patadas»
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments