viernes, septiembre 17, 2021
InicioInternacionales“Los cachorros del califato" en Faluya

“Los cachorros del califato» en Faluya

Irak.- Se ha confirmado que el Estado islámico está usando a niños como combatientes para frenar los ataques del ejército iraquí y las tropas kurdo-árabes que cuentan con el apoyo de Estados Unidos.

El combate en Faluya continúa a pesar de que el pasado sábados las tropas iraquíes han logrado un gran avance en la localidad.

Como resistencia a la ofensiva los extremistas del Estado Islámico o ISIS (por sus siglas en Inglés) están recurriendo a niños y a ataques suicidas.

La situación fue confirmada por Lisa Grande, la número dos de la misión de la ONU en Irak. Aseguró que esto representa un riesgo muy grave para los civiles de la ciudad.

Se estima una cantidad de 50.000 personas que todavía habitan la ciudad y que están siendo retenidas por la opresión del yihadismo.

Según el testimonio de decenas de testigos, a los niños los mantienen en el frente como medio de comunicación entre las unidades, alimentado a los combatientes y preparando las armas de combate y también como donadores de sangre para los extremistas que resultan heridos. Están siendo usados como escudos humanos.

El Estado islámico ha recurrido a los niños como una manera de causar terror, como las imágenes de estos participando en batallas, empuñando armas o protagonizando ejecuciones.

Generalmente los extremistas usan la seducción para atraer a los niños y jóvenes, que van desde la simple entrega de golosinas hasta el pago mensual de entre 250 y 300 dólares a sus familiares. Son muchos de los padres que se ven en la necesidad de entregar a uno de sus hijos como combatiente del grupo extremista para poder mantener a los otros que padecen por la  hambruna.

Son llamados “los cachorros del califato” y son considerados la sangre nueva y el futuro de los ideales yihadistas. En los videos son exhibidos como niños de entre 10 y 15 años mientras reciben entrenamiento militar y son adoctrinados en el uso de las armas de fuego que ni siquiera pueden cargar.

La mayoría de estos niños son reclutados en Siria. El año pasado el ISIS reclutó a unos 1800 menores, de los cuales 350 perdieron la vida violentamente.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos el último grupo de “cachorros del califato” se unió en Diciembre pasado, el cual cuenta 175 menores que han sido enviados al frente de batalla en la provincia de Raqqa.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments