martes, septiembre 21, 2021
InicioEntretenimientoLos filmes de Quentin Tarantino del peor al mejor

Los filmes de Quentin Tarantino del peor al mejor

Hacemos un ranking de todas las películas dirigidas por este genio, hasta ahora.

Cualquier cinefilo que se precie tiene que ver al menos una de las películas de Quentin Tarantino. Su estilo donde la violencia es un valor estético, sus diálogos perfectamente concebidos, banda sonora nostálgica y sus homenajes al cine de los años ’70, lo han convertido en uno de los directores más reconocidos de la actualidad. Hace unos días, en el Festival de Cine de Jerusalén no solo confesó cual todos sus personajes es su favorito sino que luego de su décima película se retirará del cine, hasta que sea bastante grande y se de el lujo de regalarnos otra joya del cine. Teniendo esta noticia como excusa, les traigo un ranking de las ocho películas (Four Rooms no cuenta y Kill Bill en realidad es una sola pero dividida por manía de su distribuidora),ordenadas de la peor a la mejor, que el director a dirigido en sus 24 años de carrera.

Fuente: Dazed Digital

8- Death Proof (2007)

Fuente: Little White Lies

Tarantino le hace homenaje a las peliculas explotation (donde se hace hincapie en temas considerados inmmorales y teniendo siempre un fetiche particular) que centran su trama en la conducción de automóviles, con fines como la delincuencia y el asesinato. La mezcla parece perfecta: un muscle car que parece salido del infierno, mujeres hermosas, Kurt Russell interpretando a un psicótico asesino conocido como «Stuntman Mike» y una banda sonora de lo mas entretenida. Pero el director falla en la continuidad de los eventos haciendo todo muy forzoso, especialmente el final, donde no se da ningún detalle de porque el cambio de actitud de los personajes, ÉL que nos tiene acostumbrados a las cosas minuciosamente planeadas. El nivel de los dos grupos de chicas con los que se encuentra el criminal es muy diferente. Mientras que las segundas sortean muy bien la película, (en especial Zoë Bell) entregadas a la acción, a la personalidad de sus personajes, a vendernos un ideal de la mujer fuerte, las primeras tienen diálogos forzados que carecen de sentido, aburriendo al espectador. Hasta se le agradece a Russell entrar en escena y eso que carisma no tiene pero sus escenas con Rose McGowan son de lo mejor. Se intento hacer de esto una película de culto, no se logro, pero lo que importa es la actitud., ¿Verdad?

7- Jackie Brown (1997)

Fuente: What About The Twinkie?

Su tercera película llegó (como debe ser) llena de polémica, es especial el exceso del uso de la palabra “nigger” (forma degradante de llamar a los afroamericanos en EE.UU) que le valió hasta un enfrentamiento con Spike Lee, director afrodescendiente y auto-abanderado por la igualdad racial. Es que “Jackie” se alimenta de todos los cliches que rodean a la comunidad negra por ser una película que homenajea al blaxplotation, sub-género que buscaba atraer a ese público. Esto igual no pesa en el relato, si lo hace la construcción de los dialogos, muy fuera de su estilo, al estar estrictamente extraidos de la novela Rum Punch de Elmore Leonard, de donde se saca la historia. Se reniega es la falta de ritmo de la pelicula ya que no te llega a enganchar del todo. La violencia es escasa, aunque se de en puntos importantes de la trama. Lo que si se agradece es haber sacado a Pam Grier de su clandestinidad obligada de años para hacer el papel principal y a poner a Samuel L. Jackson como el nefasto Ordell.

6- Reservoir Dogs (1992)

Fuente: Movie Clips

Reservoir Dogs es el ejemplo claro de un buen comienzo para un director. Aquí,Quentin Tarantino deja claro todo lo que se puede esperar de él. Construye una historia no lineal, pero que llegamos a entender de principio a fin. Los personajes principales, parte de la camada de seis ladrones que no se conocen entre sí, se llevan todos los laureles. Cada uno representa un tipo de matón: Mr. White (Harvey Keitel) es un ladrón anticuado con principios; Mr. Pink (Steve Buscemi) es un cobarde y egoísta; Mr. Orange (Tim Roth) tiene dos caras y Mr. Blonde (Michael Madsen) es un sádico burlón . Reservoir Dogs no sólo es un hito en el cine independiente, sino que es de culto. Pero también es altamente recomendable para los fans del personaje que Quentin Tarantino se monta de si mismo, que se fagocita con su cine, ese del gamberro de poca monta.

5- The Hateful Eight (2015)

Fuente: The Verge

Con este Spaghetti Western de calidad, Tarantino no se volvió el nuevo Sergio Leone sino el nuevo Agatha Christie. Relatar la historia de ocho forajidos del viejo oeste, encerrados en un establecimiento, con una tormenta afuera y un montón de sospechas fue el mejor escenario que podía formar para si mismo. Hace galantería de su capacidad para generar suspenso, de construcción de personajes, donde cada uno tiene tiempo de desarrollo. Fue grabada en formato Panavision de 70mm, permitió unos excelentes planos panorámicos del inhóspito paisaje oque se opone a la claustrofobia misma de los hechos. Y con la banda sonora de Ennio Morricone (se llevó el Premio Oscar a la mejor banda sonora luego de mas de 300 películas en su haber) le dan en el clavo en este brillante relato.

4-Django Unchained (2012)

Fuente: Play Buzz

Ubicada tres años antes de la Guerra Civil Americana, sigue la historia de Django (Jamie Foxx) un esclavo convertido cazarrecompensas, que junto con su compañero y liberador el Dr. Schultz (Christoph Waltz), buscan a su esposa y a los esclavistas que la tienen para liberarla. Es un film de venganza pura, con redención entremezclada. El Dr.Schultz se roba la película por momentos, como también el villano interpretado por Leonardo DiCaprio «Monsieur» Calvin J. Candie, que tiene momentos sublimes con su exagerado carácter. Se muestran escenas de la esclavitud de lo mas explicitas y controvertidas, pero lo mejor son los tiroteos a lo largo del filme, con escudos humanos de por medio.

3-Inglourious Basterds (2009)

Fuente: Mubi

Con su película de nazis muestra su particular punto de vista de la Segunda Guerra Mundial. Escenas que son oro puro, incluso por si solas, llenan cada secuencia de esta película. Dos historias que suceden al mismo tiempo y se entrelazan en un final tan bizarro como genial que haría enojar a a cualquier neo-nazi de esos que anda por la vuelta. Lo mejor de todo, repito, es ese aire de burla que transita por todo el filme, hace que te diviertas con todo lo que ocurre, aunque también hayan momentos trágicos como el comienzo de la historia de Shosanna (Melanie Laurent). Christoph Waltz es el genio que interpreta a Hans Landa, el nacionalsocialista más carismático con el que te encontraras, con este papel gano el Oscar y salto a la fama. Claramente no es una historia completamente fiel a lo que paso hace 70 años, pero si te dejas llevar disfrutaras de una versión de los hechos que hará que veas escenas de violencia con una sonrisa.

2- Pulp Fiction (1994)

FUENTEFANPOPPulp-Fiction-pulp-fiction-13189220-1920-810

En esta oda de 2 horas y 32 minutos a la corrupción y la violencia de la ciudad veremos a dos matones, Vincent Vega y Jules Winnfield interpretados brillantemente por John Travolta y Samuel L. Jackson pasando sus días sobrellevando con las vicisitudes de su trabajo, llevar a cenar a la mujer del jefe y predicar la palabra del señor de una forma bastante solemne. También veremos a Butch Coolidge (Bruce Willis) estafando y huyendo del jefe de los anteriores, Marsellus Wallace (Ving Rames), que será protagonista (o mas bien victima) de una de las mejores escenas del filme. No dejemos de lado tampoco la escena de baile de Mia Wallace (Uma Thurman) con Vega, puro estilo rock n roll. Los gags humorísticos y las referencias de la cultura pop están a la orden del día tanto o más que las propias referencias que se hace de Pulp Fiction en la misma. Es una de las mejores peliculas que nos dejó los años 90.

1- Kill Bill (2003 – 2004)

Fuente: Compostime

Divida en dos por su larga duración, Kill Bill es la máxima representación del cine de Quentin Tarantino. Es su homenaje mas redondo (en este caso a las películas de artes marciales, chicas con armas y samurai) debido a que todo esta debidamente planeado en su punto justo. La parte que corresponde al llamado “Volumen 1” son un deleite de peleas con katanas, sangre, homenajes a Bruce Lee y secuencias anime que nos hacen ver que a veces cuanto mas guiños, mejor salen las cosas . En lo que sigue en “Volumen 2” la sensación cambia para ver a nuestra heroína de turno, “La Novia” (Uma Thurman) entrar en lo profundo de su pasado para redimirse mientras se quita el polvo de la ropa para derrotar a sus últimos objetivos y llegar hasta su ex amante, Bill (David Carradine) para sí matarlo y cobrar venganza por haberla querido matar. El montaje es maravilloso, los recursos son variadísimos y equilibrados de tan forma que someten al espectador a un universo único lleno de aristas. Kill Bill es de esas películas que quedan para la posteridad.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments