Internacionales

Los problemas de comunicar el miedo al caos

Las críticas al kirchnerismo durante el año 2014, se han catalogado como una estrategia orquestada para “meter miedo en la ciudadanía”, debido a las declaraciones de los últimos meses por parte de los políticos de la oposición y los medios de comunicación, exceptuando al peronismo y el gobierno quienes no forman parte de esta estrategia.

Fernando Rodeles señala que ya en el 2001 se hacía uso de la estrategia de “meter miedo”, cuando la alianza expresaba que “si no había ajustes, el país sería un caos”. Contrariamente a lo expresado, se hizo un ajuste, pero el caos llegó de igual manera. Un grupo de políticos en las elecciones legislativas del 2009 hacen una advertencia nuevamente sobre el riesgo del caos, el ex presidente Néstor Kirchner, como candidato a diputado por la provincia de Buenos Aires, expresó que “si el 28 de junio Cristina (Fernández) no tenía mayoría legislativa volvíamos al país del 2001, volvíamos a que el país explote”.

El kirchnerismo pierde ambas cámaras legislativas y no se presenció la existencia de algún caos, gobernando por un periodo más. El candidato de Unión Pro, Francisco De Narvaéz en el 2009 declaró que “Si Kirchner gana en la provincia, va a haber intentos de estatizaciones y arremeterá contra la propiedad privada. Va a avanzar sobre los bancos y sus depósitos, porque necesita plata, y también contra los medios de comunicación”.

En esta oportunidad, el kirchnerismo no obtuvo una victoria, sin embargo varias de las cosas de las cuales advirtió Narvaéz sucedieron como lo había pronosticado, como por ejemplo, la arremetida contra medios y el traspaso de empresas a manos del estado. De igual manera, en el 2014 el militante kirchnerista enfermo de HIV, Alex Freyre, usó la estrategia de “meter miedo”, expresándole al actor Aníbal Pachano quien padece de su misma enfermedad que si Massa o Macri llegasen al poder, tanto él como el actor morirían por la falta de medicamentos importados, como consecuencia de pagos a fondos buitres.

De igual manera, los gobernadores de Tucumán y Entre Ríos, José Alperovich y Sergio Urribarri alegaron que se acabarían las pensiones, la asignación universal por hijo y las medicinas en hospitales. Es probable que la estrategia del miedo tenga consecuencias contraproducentes ya que por una parte al recurrir a declaraciones que crean nerviosismo en la sociedad para mantener su iniciativa, queda al descubierto el lado frágil del gobierno, lo cual da la oportunidad de que estas declaraciones sean desmentidas por los opositores quienes se comprometen inmediatamente en público a seguir con los diferentes planes sociales. Si la estrategia del miedo es tomada como plan de campaña, es importante tener en cuenta las posibles repuestas de los oponentes, quienes están en posición de desmentir las declaraciones.

Cuando se recurre a temor en el “boca a boca”, el resultado tiende a ser más efectivo debido a la falta de intermediarios. Hacer que la amenaza se mediatice, lograría que un mensaje sea escuchado y relacionado al de los voceros oficiales que difunden los medios, lo cual disminuiría su credibilidad.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close