Luisa Ortega escapó de Venezuela en una lancha

96

Venezuela-. La exfiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, abandonó la nación en una lancha junto con su esposo, el diputado Germán Ferrer. Partieron hacia Aruba y posteriormente abordaron un avión con destino a Colombia, informó Univisión Noticias. 

“Ortega Díaz salió desde la Península de Paraguaná en Venezuela este viernes en la madrugada, en una lancha acompañada de su esposo, Germán Ferrer, su jefe de despacho, Gioconda González y Arturo Vilar Estevez”, narró el medio de comunicación en su página web, al tiempo que confirmó su llegada al aeropuerto de El Dorado en Bogotá a las 3:30 p.m. hora local y aseveró que fue recibida por autoridades colombianas

“La señora Ortega arribó acompañada de su esposo el diputado Germán Ferrer”, precisó por su parte Migración Colombiana en un comunicado después de unas horas.

Horas antes, en un enlace telefónico con la Cumbre de Procuradores y Fiscales de América Latina en la ciudad de Puebla, México, Ortega afirmó que la investigación sobre la red de corrupción de Odebrecht “involucra al señor Nicoás Maduro y su entorno “, y que tiene “la información y el detalle de toda la operaciones, personajes que se enriquecieron así como los montos”.

Por ello, siguió diciendo, cualquier información que sea remitida al Ministerio Público “va a ser usada para fines contrarios a los previstos”, la evidencia sería destruida y la información aprovechada “para atentar contra la fuente”.

“Estoy siendo perseguida, asediada”, confirmó en el enlace la funcionaria destituida por la Asamblea Nacional Constituyente. “El gobierno pretende dominar a mi pueblo, a mi Venezuela por medio de la miseria no dejaré de luchar”, añadió.

[pullquote]Ortega Díaz salió desde la Península de Paraguaná en Venezuela este viernes en la madrugada, en una lancha acompañada de su esposo, Germán Ferrer, su jefe de despacho, Gioconda González y Arturo Vilar Estevez[/pullquote]

Ortega fue una aliada del chavismo, que defendió su gestión hasta inicios de este año y ahora la acusan por las 120 muertes sucedidas en las protestas contra Maduro y la vinculación con una supuesta trama de extorsión por la que había sido emitida una orden de aprehensión contra su esposo. La exfuncionaria tenía prohibición de salida del país y sus cuentas congeladas por orden del Tribunal Supremo de Justicia.