lula

Lula anunció su boda minutos después de salir de prisión

177

Minutos después de salir de la cárcel de Curitiba, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva le pidió matrimonió a la socióloga Rosângela da Silva, más conocida como Janja, ante una multitud eufórica que acudió a verlo.

He logrado la proeza de, estando encarcelado, tener novia, enamorarme y que ella acepte casarse conmigo”, informó sellando el anuncio con un beso en público.

Con este anuncio, Lula de 74 años, manifestó en público su intención de casarse antes de fin de año con Rosângela, a quien conoce desde hace años.

Aunque la idea inicial es que sea una ceremonia pequeña, para la familia y los amigos más íntimos, en diciembre, en São Bernardo do Campo (Estado de São Paulo), ciudad en la que reside y donde empezó su carrera como sindicalista y político; sin duda constituirá una unión de gran importancia, aún más si se llega a comprobar la inocencia del ex mandatario brasileño.

Pero casarse no es el único plan que tiene previsto Lula.

Al salir de Curitiba este viernes aseguró que pretende hacer una gira por el país, como hizo varias veces en su vida política.

Lea también Andrés Ibarra respondió a las críticas de Fernández sobre las reservas argentinas

Rosângela, la futura nueva esposa de Lula

Tal como una historia digna de telenovela, el romance entre Lula con Rosângela, su novia, se inició en medio de las especulaciones sobre la vida amorosa del exmandatario que arrancaron el 14 de mayo con la publicación de un comunicado oficial que desmentía la información de que él tuviese un perfil en Tinder en prisión.

Posterior a ello, se divulgó la noticia de que el ex presidente brasileño estaba enamorado y que tenía la intención de casarse en cuanto saliese de la cárcel.

“Lula está en una excelente forma física. Está enamorado y su primer proyecto cuando salga de la cárcel es casarse”, reveló Luiz Carlos Bresser-Pereira, economista y amigo del expresidente, después de visitarlo.

Rosângela, la novia de Lula controlaba las visitas que recibía en Curitiba. Se desconoce su edad, pero fuentes del Partido del Trabajo especulan que tendría entre 40 y 45 años.

La también conocida como Janja lo visitó todos los jueves, después de que la familia del expresidente se marchaba. Solían charlar durante casi una hora, pero no tenía derecho al vis a vis, una situación de la que Lula se quejaba a menudo.

Me encantaría estar en casa con mi mujer, mis hijos, mis nietos, con mis compañeros”, dijo Lula en una entrevista a EL PAÍS el pasado mes de abril.

Salvo por las visitas de su novia, algunos familiares y amigos, Lula pasó casi todo el tiempo solo.

Ustedes fueron el alimento de que yo necesitaba“, manifestó Lula al salir de Curitiba. “Salgo de aquí a los 74 años con un corazón en el que solo hay espacio para el amor, el amor va a vencer en este país“.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *