jueves, diciembre 2, 2021
InicioInternacionalesLula en manos del juez del caso Petrobras

Lula en manos del juez del caso Petrobras

Brasil.- El caso del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encuentra bajo acusación de corrupción, pasó este martes a manos del juez federal Sergio Moro, quien es responsable de la investigación en la estatal Petrobras.

El juez encargado de la investigación más pesada de Brasil en materia de corrupción y reconocido como implacable desde hace un par de años, volverá a juzgar las causas que pretenden establecer si el exmandatario Lula da Silva incurrió en los delitos de lavado de dinero, falsificación de documentos y disfraz de patrimonio.

Los cargos que presenta el exlíder político, hacen referencia fundamentalmente a la propiedad de un apartamento en la playa de Guaruja, en el litoral de Sao Paulo y otra casa de campo en esa misma región.

Supuestamente ambos inmuebles fueron visitados por Lula y miembros de su familia. Estas viviendas aparecen registradas en las notarías a nombre de personas vinculadas al político, quien ha negado rotundamente que sean suyas y asegura que está siendo víctima de una persecución política.

Sin embargo, hasta ahora las autoridades judiciales del país sospechan que le pertenecen a Lula y que probablemente son producto de varios “favores” que había llevado a cabo estando en el poder a alguna empresa relacionada con el caso de corrupción que ensombrece a la estatal Petrobras.

El caso de Lula estaba inicialmente en manos de Moro, pero habían pasado a la Corte Suprema una vez que Dilma Rousseff nombrara a da Silva como ministro del gabinete.

La decisión de reenviar el cargo al despacho de Moro, fue realizada por el magistrado Teori Zavascki, debido a que expresidente no cuenta con la condición de aforado que le habría garantizado ser juzgado por ese tribunal.

El nombramiento de Lula como miembro del gabinete de Rousseff, su sucesora, fue interpretado como un intento de librarlo de las manos de Moro y brindarlo con el aforo del Supremo, que trabaja de una forma más lenta que la justicia de primera instancia.

Estas sospechas se intensificaron tras una publicación del mismo juez Moro de una grabación, autorizada por la justicia, en donde la mandataria actualmente suspendida Rousseff y Lula, en la que esta informaba que adelantaría con un mensajero el acta de nombramiento.

Con todo y esto, el propio Zavascki había determinado en ese entonces que el caso debía pasar a la órbita del Supremo, decisión que el mismo juez declinó la noche de este lunes.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments