Lula da Silva niega rumores de asilo

Lula niega rumores de asilo: “La palabra huir no existe en mi vida”

146

Lula da Silva, ex presidente de Brasil, niega que tenga previsto solicitar asilo, tras la sentencia condenatoria impuesta por tribunales.

 El ex mandatario de Brasil, Lula da Silva, asegura que “la palabra huir no existe” en su vida.

Todo ello en medio de insistentes rumores que aseguran que estaría planeando un asilo en otra nación. Mientras eso sucede, en los próximos días se decretará su prisión tras ser condenado en segunda instancia por corrupción.

“La palabra huir no existe en mi vida. Soy ciudadano brasileño y tengo orgullo de ser brasileño”, sostuvo.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) recordó que escapó “del hambre hasta los cinco años de edad”.

Y explicó que las personas de la región nordeste del país, como él, nacen “en la miseria” y con “pocas posibilidades de sobrevivir”.

Lula da Silva condenado

Vale destacar que Lula da Silva ha sido condenado en enero, por decisión de tres jueces de un  tribunal de segunda instancia. Los juristas por unanimidad ratificaron de nueve a doce años de prisión la sentencia por corrupción pasiva y lavado de dinero.

La sentencia la dictó preliminarmente un juez inferior en un caso relacionado con el escándalo en la petrolera estatal Petrobras.

Lula encabeza encuestas

Vale destacar que una decisión cautelar de la Corte Suprema tomada en 2016 permite que una sentencia se ejecute concluidas las apelaciones.

Incluso aun cuando haya posibilidades de otros recursos en instancias superiores, por lo cual se teme que sea encarcelado.

El ex presidente encabeza los sondeos de opinión, a pocos meses de celebrarse las elecciones presidenciales en ese país.

El PT, partido que lidera, ha insistido en postular su candidatura el próximo mes de agosto, cuando se abra el lapso previsto.

Futuro incierto

De esta manera, el futuro político del ex gobernante no está nada claro ante la eventual amenaza de ir a prisión a cumplir su condena.

La justicia de Brasil prohíbe a cualquier sentenciado participar en los procesos electorales. El mandatario ha dicho en reiteradas oportunidades que desea volver a gobernar esa nación.

 “Creo que voy a ser candidato porque la verdad va a prevalecer”, dejó ver a los medios de comunicación.

No obstante, la última palabra sobre si podrá o no inscribir su candidatura está en manos de las autoridades electorales.