lula da silva

Lula salió de la cárcel de Curitiba para ser interrogado

94

Brasil.- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva salió por primera vez tras siete meses de la cárcel de Curitiba, donde purga una pena de más de 12 años de cárcel, para ser interrogado este miércoles en otra de las causas de corrupción en su contra. 

Esta audiencia, cerrada a la prensa y sin transmisión en directo, se inició a las 13 horas y estuvo a cargo de la juez Gabriela Hardt, quien comanda provisoriamente la operación anticorrupción “Lava Jato” en sustitución de Sergio Moro.

Lea también Hamas anunció un alto al fuego en Israel

Horas antes de la audiencia de Lula da Silva

Un centenar de simpatizantes de izquierda que participan en una vigilia permanente a favor de Lula se congregó frente a la sede de la Policía Federal (PF) en Curitiba, donde su líder purga desde el 7 de abril una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de activos. 

Por la mañana, el exmandatario (2003-2010), de 73 años, recibió a sus abogados y a Fernando Haddad, su sustituto como candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en las presidenciales del mes pasado, en las que resultó electo el ultraderechista Bolsonaro. 

“Hoy es un día importante, es la primera vez que Lula sale de su encarcelamiento político. Esperamos verlo, pero lo importante es que él vea que no está solo”, dijo Eduardo Coelho, un profesor de historia, de 54 años, vistiendo una camiseta roja con la efigie de Lula. 

Otros procesos que enfrenta el expresidente

En esta causa, Lula y otras 12 personas deben responder por el presunto beneficio de reformas pagadas por las constructoras brasileñas OAS Y Odebrecht entre 2010 y 2014 en una hacienda en Atibaia, interior de Sao Paulo, de la cual sería el propietario real, a cambio de contratos con Petrobras.

“No sé de qué me acusan, soy víctima de una farsa”, dijo Lula ante la jueza Hardt.

De hecho, la defensa de Lula mantiene su inocencia y asegura que la propiedad no le pertenece. Según expertos, la sentencia difícilmente saldrá antes de un mes y lo más probable es que se dicte después de la feria judicial de fin de año. 

El expresidente enfrenta otros cuatro procesos, por corrupción pasiva, tráfico de influencias, lavado de activos o formación de organización criminal. En todos se declara inocente y denuncia una conspiración para evitar que vuelva al poder. En un mitin de campaña en octubre, Bolsonaro afirmó que Lula “va a pudrirse en la cárcel”. 

Lula destacó que su gobierno y el de Dilma Rousseff fueron los que colocaron en el país reglas que empoderaron al Ministerio Público y al Poder Judicial contra la corrupción.

La libertad de Lula depende ahora de un habeas corpus que debe resolver el Supremo Tribunal Federal, aún sin fecha.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *