Lunati fue al Monumental y reavivó la polémica

110

El ex-árbitro confesó que “ya se sabía que era de River”, tras ir a la cancha con su hijo en la goleada de ayer frente a Vélez. Repasamos su polémica historia y la curiosa estadística dirigiendo al Millonario.

En un fútbol tan pasional como el argentino, los árbitros se encuentran fecha a fecha en el ojo de la tormenta. Además del cuestionable nivel de muchos de ellos, los hinchas tratan de develar constantemente de qué club es cada uno para acrecentar la polémica. Y si de eso se trata, Lunati es el primer ejemplo.

Por su histriónico modo de arbitrar, el ex-juez siempre fue un personaje destacado de nuestro fútbol. Sin embargo, su máxima polémica se desató en 2014, cuando un funcionario que participó del allanamiento a su casa, ordenado por la AFIP, declaró: “Cuando entramos al baño, parecía que estábamos en el Monumental”.

A partir de ese momento, la carrera de Lunati se encaminó una y otra vez hacia el retiro. No por sus cualidades técnicas, superiores a la de muchos jueces vigentes, sino por suspensiones, temas impositivos, conflictos gremiales, polémicas y cuestiones propias de sus  casi 50 años, de los cuales destinó 25 a esta profesión.

Una vez confirmado su alejamiento de la AFA, aprovechó para ir por primera vez a la cancha con su hijo mayor. En la noche de ayer, estuvo presente en la San Martín Baja del Antonio Vespucio Liberti. El hecho salió a la luz gracias a un video en el que demuestra su alegría: “Acá estamos, viendo al más grande”.

En su cuenta de Twitter, su hijo Matías, con quien estuvo en la cancha, se encargó de publicar los mejores memes sobre su papá y su fanatismo por River, contestar a los hinchas de Boca que lo insultaban, y aclarar a qué se refería en el video. Con el “quemaste la jockera”, Lunati responde a un amigo hincha de Boca que opinaba que Barros Schelotto era el mejor y, con él, el Xeneize ganaría la Copa Libertadores.

A pesar de su ya reconocido fanatismo, la pasión de Lunati por River no se traduce en los números. De 30 partidos que dirigió al Millonario, el club de Núñez ganó 10, empató 11 y perdió 9. Por el contrario, arbitrando a Boca, en más de 30 partidos, más de la mitad son triunfos Xeneizes.

En declaraciones durante el día de hoy al programa Fútbol al horno, el protagonista comentó que durante su carrera se equivocó “a favor y en contra de River” y que muchas veces le era más difícil cobrar una acción que beneficie al equipo del cual es hincha.

Además opinó acerca del arbitraje de Rapallini de ayer, señalando que desde la tribuna parecía clara la expulsión de Blas Cáceres y desde la televisión, a su juicio, “mínimamente para amarilla”. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *